Tetra Laval lanza una OPA sobre el 90% del capital de la francesa Sidel

La fabricante sueca de embalajes de cartón Tetra Laval lanzó ayer una oferta pública de adquisición (OPA) amistosa para hacerse con el control del 90,25% de su competidor francés Sidel por unos 1.700 millones de euros (277.500 millones de pesetas). Los accionistas de Sidel discutirán en una junta extraordinaria si aceptan la oferta.

El grupo sueco Tetra Laval, líder mundial en embalaje de productos lácteos a través de su filial Tetra Pak, lanzó ayer una OPA amistosa para hacerse con el control de la francesa Sidel, la mayor fabricante de máquinas productoras de botes de plástico.

En el marco de la oferta Tetra Laval está dispuesta a pagar 50 euros (8.319 pesetas) por cada acción de Sidel, lo que representa una prima del 21% sobre el precio de 41,23 euros al que se pagaba los títulos de la compañía el viernes pasado en la Bolsa de París.

La oferta del grupo sueco ha sido ya aceptada por la junta directiva de Sidel, cuyos accionistas decidirán sobre la OPA en una junta general extraordinaria.

"Es una alianza entre profesionales del embalaje, cada uno experto en una cosa: Tetra Laval en el cartón y Sidel en el plástico", comentó ayer Francis Olivier, presidente de Sidel.

De aceptarse la operación, Olivier se quedará por el momento como presidente de Sidel, que seguirá como entidad independiente dentro de Tetra Laval, aseguró ayer el presidente del grupo sueco, Göran Grosskopf.

Con su sede en Suecia, Tetra Laval es también una de las líderes mundiales en sistemas de producción, embalaje y distribución de productos lácteos, con una cifra de negocio en 2000 de 88.000 millones de coronas suecas, unos 1,6 billones de pesetas.

Tetra Laval nació hace ahora ocho años de la compra de Alfa Laval Agri por Tetra Pak, propiedad de la familia sueca Rausing. El grupo compuesto por las empresas Tetra Pak y De Laval, no cotiza en Bolsa, emplea a unas 25.000 personas en todo el mundo y tiene presencia en un centenar de países.

Por su parte, Sidel es una empresa de mayor tradición, nació en 1965 y en octubre de 1993 logró salir a Bolsa. Desde que empezó a cotizar las acciones de la compañía registraron una notable evolución, subiendo desde los 18,74 euros de finales de octubre de 1993 al máximo de 348 euros registrado en mayo de 1999. Sin embargo, los elevados costes en que incurrió la compañía para el desarrollo de nuevos productos y las dificultades en América Latina perjudicaron sus resultados.

Los beneficios netos de la compañía cayeron desde 73,7 millones de euros (12.262 millones de pesetas) en 1999 a 24,3 millones de euros (4.043 millones de pesetas), lo que hundió de nuevo sus acciones hasta los 41,23 euros actuales. Pese a ello, Sidel pretende seguir apostando fuerte por la tecnología Actis, que le permitirá embotellar cerveza en botes de plástico, en lugar de las latas o botellas de cristal.