BBK espera cerrar 2001 con un beneficio bruto de 51.000 millones de pesetas

Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) espera cerrar 2001 con un beneficio bruto de 51.000 millones de pesetas (306,5 millones de euros) un 10% más que los 45.938 millones de pesetas (276,09 millones de euros) conseguidos en 2000, año en el que su margen de explotación experimentó un descenso del 3,2%.

El año pasado la entidad de ahorro vizcaína que preside José Ignacio Berroeta, invirtió 125.000 millones de pesetas en aumentar su cartera estratégica lo que le permitió entrar en el accionariado de Repsol con un 0,3%, llegar hasta el 7,5% en Iberdrola y pasar a controlar casi el 15% del capital del Banco Guipuzcoano, entre otras inversiones.

Las cuentas ya están hechas. Sólo con los dividendos de su cartera permanente de inversión a lo largo de 2001 el incremento del beneficio, en un año bursátil normal, está asegurado. Además cuenta con el colchón de los 185.000 millones de pesetas en acciones de Vodafone que adquirió tras canjear su participación en Airtel y que le supusieron una plusvalía de 180.000 millones. Los títulos de Vodafone podrá venderlos a partir de junio próximo y el dinero conseguido, según Berroeta, se destinaría a entrar en varios proyectos energéticos que se van a desarrollar en Euskadi (Bahía de Bizkaia Gas y Electricidad y el IGGC de Petronor).

El presidente de la BBK sugirió una reflexión profunda en Iberdrola tras las operaciones de intento de compra por parte de Repsol, la fallida adquisición de Florida Power y de la frustrada fusión con Endesa. A la vez, vaticinó que Euskaltel ganará dinero en 2003 y dijo que la caja no tiene intención de ampliar su presencia en Auna. BBK tiene previsto invertir 7.000 millones de pesetas para ampliar su presencia en Internet.