Draka Cables instalará su tercera fábrica en España

La compañía holandesa Draka Cables busca terrenos para instalar su tercera factoría en España, dentro de su plan de reestructuración interno. La empresa, que cuenta con una planta de cables para el sector de automoción en Vigo (Pontevedra), acaba de inaugurar una fábrica en Santa Perpetua de Moguda (Barcelona), en la que ha invertido 4.000 millones de pesetas (24 millones de euros).

La filial española produce en este centro cables especiales de cobre para el sector petroquímico y transporte, la gama para telecomunicaciones y los cables de baja tensión para usuarios domésticos. Draka, que ha previsto inversiones adicionales de 2.495 millones (15 millones de euros) en maquinaria, decidirá en los próximos meses el traslado de la producción de esta última línea de productos. El director comercial de Draka, Pere Canals, afirmó que con la nueva fábrica aumentaríamos la eficiencia interna. "Lo más probable es que el centro se instale en el mismo polígono de Santa Perpetua, aunque también barajamos otros sitios".

Crecimiento

Draka ha fijado un crecimiento anual de ventas del 15% para los próximos ejercicios. Canals destacó que esta previsión es poco asumible en la gama de baja tensión, que tiene un aumento vegetativo del 3%, "al ser un mercado maduro". Para conseguir los objetivos "no descartamos adquisiciones", aña-dió Canals. En este sentido, Draka ha basado su crecimiento en la compra de empresas. Primero adquirió Cogesa y Ralocar en Cataluña y posteriormente la factoría viguesa de Cedegalsa.

En cambio, la empresa prevé crecimientos del 20% para cables de telecomunicaciones y especiales, por la demanda existente por la construcción del AVE. La subsidiaria española, que prevé facturar 14.000 millones este año (84,1 millones de euros), ha desarrollado cables especiales para el sector ferroviario que se han instalado en diferentes países europeos. La implantación del AVE podría potenciar aún más la actividad de la factoría de Santa Perpetua.