Los productores exigen ayudas directas para paliar la crisis de la EEB

Las tres organizaciones agrarias (Asaja, Upa y COAG), una organización de productores, Asovac, y el PSOE recuerdan al ministro de Agricultura que ya ha llegado la hora de articular ayudas directas nacionales para los ganaderos afectados por la EEB. Francia e Italia ya han recurrido a estas subvenciones. España prepara un paquete de medidas en las que no se incluyen las ayudas directas.

La pretensión de todas las organizaciones de productores de ganado vacuno, de recibir ayudas nacionales directas del Ministerio de Agricultura español, se ha convertido en un clamor tras anunciar Francia que pondrá en marcha ayudas directas a los ganaderos.

La Asociación de Jóvenes Agricultores, Asaja, ha sido la más contundente. El responsable, Pedro Barato, ha advertido que si el Gobierno no aprueba ayudas directas para los ganaderos afectados por la crisis, con una partida de 50.000 millones de pesetas, Asaja iniciará acciones sindicales.

Barato sostiene que Asaja está agotando la vía de diálogo y que dará un plazo prudencial, aunque breve, al Gobierno, porque la situación de los ganaderos es insostenible tras haber sufrido unas pérdidas de 60.000 millones de pesetas en los últimos cuatro meses.

El Gobierno no puede seguir escudándose en la normativa comunitaria para negarse a aprobar ayudas directas para los ganaderos, ya que otros países miembros, como Alemania, Italia y Francia, lo han hecho en función de condiciones que España cumple. (Bruselas obliga a demostrar pérdidas excepcionales de renta y exige que las ayudas no supongan una sobrecompensación de los ingresos y que estén temporalmente limitadas).

La Asociación de Criadores de Vacuno de Carne -Asovac- considera que en el último Consejo de Ministros de Agricultura de la UE quedó claro que la Comisión permite la concesión de ayudas (en función de los criterios relatados anteriormente) cuyos requisitos España no tendrá problemas en cumplir.

Los países más afectados por la crisis han aprobado ya ayudas nacionales. Es el caso de Francia (35.000 millones) e Italia (15.000 millones de pesetas). Esto creará una situación de falta de competencia con España, dice Asovac.

Quejas a Aznar

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) se dirigió, con el mismo propósito, al presidente del Gobierno, José María Aznar. Dice COAG que la UE tiene claro que la situación de los ganaderos es límite, por lo que ha autorizado que se pongan en marcha ayudas nacionales, medida ya establecida por Francia e Italia.

La Unión de Pequeños Agricultores critica la incoherencia de Arias Cañete respecto a Francia en la solicitud de ayudas, en el último Consejo Europeo. El PSOE reclama medidas como indemnizaciones adecuadas al valor real de los animales, ayudas fiscales y compensaciones directas a las explotaciones.