INTERNACIONAL

Powell ofrece consultas a los aliados para construir el escudo antimisiles

En la primera reunión que mantiene con los aliados europeos, el secretario de Estado de EE UU, Colin Powell, se comprometió ayer a consultar a la OTAN antes de construir un escudo antimisiles, a la vez que reiteró su firme decisión de crearlo.

"Creemos que es nuestra responsabilidad crear una defensa antimisiles para defender a los EE UU, a los aliados y amigos", dijo ayer Powell en su visita al cuartel general de la OTAN, en Bruselas, donde se reunió con los ministros de Exteriores de los demás países aliados.

Para hacerlo "nos comprometemos a consultar estrechamente a la Alianza para manejar este asunto juntos y para decidir sobre una específica tecnología", añadió Powell, quien aseguró que también tendrían en cuenta la opinión de Rusia y China.

Con un mensaje conciliador y amable, Powell quiso suavizar las reticencias que los países europeos han mostrado ante el anuncio por la Administración de George Bush de crear un escudo antimisiles para defenderse, según ellos, de los países que suponen una amenaza, como Irak y Corea del Norte. Al respecto, el secretario general de la OTAN, George Robertson, sostuvo que, por su parte, "no hay diferencias de opinión" sobre dichos temores.

Sobre los Balcanes, Powell aseguró que las tropas estadounidenses permanecerán en la zona. "Estados Unidos está comprometido con el éxito de las fuerzas de paz (...) Entramos juntos [con los aliados] y saldremos juntos", afirmó, disipando los temores de dejar sola a Europa en la zona.