Selección de repetidores Wifi asequibles
Selección de repetidores Wifi asequibles

Repetidores Wifi asequibles para tener Internet en todos los rincones de casa

Con un bajo coste envían la señal a donde antes no llegaba

Es uno de los temas recurrentes en muchas conversaciones con amigos y el típico cuñado que todo lo sabe, la cobertura del Wifi en determinadas zonas de casa. Todos nos cuentan siempre soluciones milagrosas para poder llevar la señal Wifi a aquellos lugares donde llega más débil la señal, pero la verdad es que pocos saben que este problema es muy fácil de solucionar con dispositivos como los que vamos a conocer hoy. Se trata de repetidores Wifi que permiten amplificar la señal de nuestra red para que llegue Internet a todos los rincones de nuestra casa. A diferencia de otros extensores de señal, estos no se valen de la corriente eléctrica, y sólo se dedican a amplificar la señal que llega de nuestro router principal de forma inalámbrica.

Una solución sencilla y barata para disfrutar de Internet en toda la casa

Un repetidor Wifi de una marca reconocida no tiene por qué ser para nada caro, y puede hacer su función perfectamente sin molestas instalaciones u obras. Es el caso del TP-Link N300, un sencillo dispositivo que conectamos a la red eléctrica para alimentarse, nunca para llevar la señal por ella, y que sólo necesita que pulsemos su gran botón físico para que la señal de nuestro router llegue mucho más lejos dentro de nuestro hogar. Su precio es de sólo 19,54 euros.

Dodocool Wifi
Lo repetidores Wifi envían Internet a todos los rincones del hogar

Este otro repetidor hace su trabajo también a la perfección, e incluso cuesta menos. Ofrece velocidades de transferencia inalámbrica hasta de 300 Mbps y la señal estable y fuerte para proporcionar un mejor rendimiento para navegar y descargar. Se trata del repetidor Wifi dodocool, que tiene un precio aún más asequible de 13,99 euros. Si queremos más potencia de amplificación, que permita enviar un mayor ancho de banda de datos, este repetidor Wifi TP-Link AC750 RE200 es el que necesitamos.

Porque ofrece velocidades de transferencia de hasta 750 Mbps, más del doble que el anterior modelo que hemos visto, y sí, es un poco más caro, pero perfectamente asumible por la mayoría de consumidores, porque tiene un precio de 29,74 euros. El PIX-LINK N300 es otro repetidor Wifi que ofrece una velocidad de 300 Mbps, aunque el precio es mucho menor, también se conecta a la red eléctrica y es compatible con el estándar 802.11 b / g / n y soporta redes WLAN de 2,4 GHz. Su precio es de 14,99 euros.

Por último vamos con el repetidor Wifi de otra marca reconocida, como es Belkin y su F9K1015AZ. Cuenta con un diseño discreto y elegante, además de funcionar con Wireless G y Wireless N, mientras que es capaz de aumentar en 465 metros cuadrados el radio de acción de la red Wifi. Su precio es de 25,49 euros, algo más elevado pero perfectamente asumible.

Normas
Entra en EL PAÍS