aseguradoras
Aviones de la aerolínea Norwegian.

Las aseguradoras ya no van a invertir solo en bonos, también lo harán en aviones

Buscan activos que generen retorno y sean seguros

La inversión alternativa se duplicará en pocos años

La era de los tipos cero está teniendo consecuencias insospechadas. Las aseguradoras –compañías tradicionales y hasta aburridas– siempre han invertido las provisiones matemáticas que manejaban en deuda pública. Era la forma de garantizar que podrían cumplir con los compromisos futuros adquiridos con sus clientes, en caso de siniestros. Pero ahora los bonos emitidos por el Tesoro no rentan nada, así que el sector tiene que buscar activos alternativos en los que invertir. Uno de ellos serán los aviones.

Esta es una de las propuestas de Dunas Capital, una nueva gestora de activos financieros focalizada en dar servicios a compañías de seguros. Su presidente, David Angulo, es un referente en el sector. Ha sido directivo de Santander en Reino Unido y presidente de la aseguradora Aviva en España.

“Nuestro análisis es sencillo: los tipos cero durarán al menos 20 años, la población seguirá envejeciéndose y aumentará el ahorro... así que las aseguradoras y otros clientes institucionales tendrán que buscar fórmulas para poder invertir y lograr retornos atractivos sin asumir riesgos excesivos”, apunta el directivo.


‘Leasing’ de aeronaves

Entre los productos que Dunas Capital va a ofrecer al sector asegurador uno de ellos es un fondo especializado en el leasing de aviones. Se tratará de un vehículo de inversión de derecho luxemburgués, con una inversión mínima de un millón de euros.

“El negocio es más sencillo y seguro de lo que se puede imaginar. Muchas compañías operan con aviones en régimen de ‘leasing’. El riesgo importante es que la aerolínea quiebre, pero en ese caso el fondo es el propietario de los aviones, y puede impedir que la compañía los utilice, y en un mes alquilárselos a otra aerolíena”, explica Angulo.

Un catálogo de productos alternativos

Las aseguradoras demandan cada vez más inversiones que no sean acciones o bonos tradicionales:

  • Inmuebles. Dunas Capital tiene un potente departamento de gestión de activos inmobiliarios, tanto para invertir directamente como para asesorar. Además de aconsejar sobre la compra directia de edificios, también lanzarán un fondo que invertirá en hoteles y promociones.
  • Infraestructuras. Las aseguradoras empiezan a ver oportunidades de inversión en fondos especializados en financiar infraestructuras, así como en inversiones en barcos y aviones. 
  • Retorno absoluto. Hay fondos especializados en utilizar coberturas financieras para lograr descorrelacionarse de la evolución del mercado.

Este vehículo se gestionará desde el departamento de Dunas Real Assets, que también buscará inversiones en barcos y proyectos de eficiencia energética.

Dunas Capital cuenta en la actualidad con 1.000 millones de activos bajo gestión, especialmente inmuebles. El objetivo que se ha marcado la firma es alcanzar los 5.000 millones de activos gestionados en 2020.

La mitad de ese volumen provendría de inversión tradicional (fondos y planes de pensiones). Para reforzar este área Dunas ha contratado al prestigioso equipo gestor de Aviva. Contarán con un fondo de Bolsa española, otro de tesorería, un fondo que replicará el S&P 500 cubriendo la divisa (para neturalizar la evolución del dólar); así como un fondo de retorno absoluto, que tratará de obtener unos retornos del 4-5%, con una baja volatilidad.

La otra mitad del desarrollo de Dunas Capital provendrá de la gestión de activos inmobliarios y de otro tipo de activos alternativos (inversiones que no tienen una cotización diaria ni están abiertos a todos los inversores). En el plano inmobiliario, Dunas va a lanzar un fondo especializado, también de derecho luxemburgués, que buscará oportunidades de inversión en el sector hotelero y en el residencial.

Además, la firma presta servicios de marca blanca para gestoras de fondos que quieren tener también planes de pensiones (como Metagestión, azValor o EDM Gestión).

Normas
Entra en EL PAÍS