Sala de tesorería del BBVA.
Sala de tesorería del BBVA.

BBVA logra hacer transferencias entre España y México en segundos

Estas operaciones internacionales tardan ahora hasta cuatro días

El banco consigue hacerlo en tiempo real con la tecnología ‘blockchain’ de Ripple

BBVA ha conseguido rebajar de días a segundos el tiempo que tarda en realizar una transferencia internacional entre Europa y Latinoamérica. La entidad que preside Francisco González ha logrado hacer pagos entre España y México en tiempo real, un hito si se tiene en cuenta que normalmente una transferencia de este tipo tarda en la actualidad hasta cuatro días en procesarse, según explica a CincoDías Alicia Pertusa, responsable de transformación digital en banca de inversión de BBVA.

La directiva recalca que la iniciativa es "absolutamente pionera" en el sector financiero y muestra cómo los procesos de pagos pueden mejorarse de manera significativa con tecnologías emergentes, como blockchain, "lo que se traducirá en claras ventajas para la transaccionalidad de nuestros clientes".

El banco ha realizado en esta prueba piloto alrededor de medio centenar de transacciones con dinero real entre los dos países, siempre dentro del ámbito de BBVA. El importe de las operaciones no es lo relevante, señala Pertusa, que indica que el proceso funciona igual para cuantías pequeñas o grandes. "Aquí lo que queríamos comprobar es si realmente todo el proceso funcionaba correctamente y, en este sentido, ha sido un completo éxito".

El banco empezará las pruebas con clientes reales corporativos dentro de algunas semanas


La directiva cuenta que en algunas semanas se van a empezar pruebas con clientes reales, que serán clientes corporativos y estarán especialmente seleccionados para estas pruebas. Pertusa sí aclara que aún es pronto para tener una fecha de lanzamiento comercial. "Estamos testando una tecnología completamente nueva y una forma novedosa de transmitir valor e información de manera segura y global". "El objetivo ahora es escalar en número de transacciones e incorporar a la red más clientes y más bancos, lo que se irá haciendo de manera gradual y en el medio plazo", continúa.

El logro alcanzado por BBVA llega aderezado con la curiosidad de que la entidad ha llevado a cabo esta iniciativa apoyándose en tecnología de Ripple, quien es un referente global en redes de pagos basadas en blockchain y que tiene en el banco Santander a uno de sus principales inversores.

Pertusa resume la importancia de su socio tecnológico: "Ripple provee los raíles sobre los que se conectan las instituciones para la transmisión de la información y del pago. Les hemos elegido porque es una fintech líder en el ámbito de pagos internacionales y nuevas tecnologías".

Ripple ha desarrollado una red basada en las tecnologías de blockchain y DLT (Distributed Ledgers) especializada en pagos internacionales. Pretende ser una alternativa a las actuales redes de pagos y ser la infraestructura que elijan los bancos para lograr que las transferencias entre distintos países sean en tiempo real y mucho más económicas y transparentes.

En este sentido, la directiva de BBVA detalla que la reducción de los tiempos en las transacciones internacionales (de días a segundos) es solo uno de los logros de este proyecto. Según explica, la nueva forma de operar permitirá que los clientes dispongan además de una información mucho más clara sobre los costes asociados al proceso (las comisiones) y al mismo tiempo, podrán conocer en todo momento el estado del pago.

"Esto es posible gracias a las propiedades criptográficas de estas redes que permiten el registro inmutable de las operaciones y una mejor trazabilidad. Además, al utilizar un sistema de mensajería y liquidación integrado, los intervinientes en la transacción tienen acceso a toda la información sobre los pagos", subraya la ejecutiva de BBVA, que asegura que este piloto es un ejemplo claro de cómo puede evolucionar el servicio de pagos internacionales de su banco en el futuro.

El aliado tecnológico

Marcus Threacher, responsable global de Cuentas Estratégicas de Ripple, se muestra entusiasmo porque BBVA, “uno de los bancos más avanzados del mundo en tecnología”, se una a su red para transformar los pagos internacionales. “Mientras otros se contentan con experimentar con blockchain, BBVA está trabajando con nosotros para mover dinero real y con esto, va a modelar un futuro estándar de nivel de servicio para sus clientes”, dice.

Un total de 15 de los 50 bancos más importantes del mundo están trabajando con Ripple. Entre los clientes de esta fintech están UniCredit, UBS, Bank of America Merrill Lynch, y el banco español Santander, que lo ha integrado en su app de Reino Unido.

Normas
Entra en EL PAÍS