Alimentación
Jacobo González-Robatto, presidente de Nueva Pescanova, e Ignacio González, consejero delegado.
Jacobo González-Robatto, presidente de Nueva Pescanova, e Ignacio González, consejero delegado.

Nueva Pescanova aprueba una ampliación de capital de 135 millones

Los antiguos propietarios se diluyen hasta el 1,7%

Sabadell queda como primer accionista con el 23,8%

Nueva Pescanova ya ha fijado su ampliación de capital. La junta general de socios ha aprobado este miércoles una ampliación que será finalmente de 135,4 millones de euros. De esta manera, la compañía tendrá un capital social de 147,6 millones de euros, frente a los 12 millones actuales.

La ampliación se llevará a cabo como compensación de créditos de los acreedores, que capitalizan deuda por 340,3 millones. Según ha explicado la compañía pesquera, a la ampliación se ha adherido el 99% de los acreedores financieros de la empresa.

Los principales damnificados de la operación son los antiguos propietarios de la empresa pesquera, Pescanova SA, que perdieron el control de la compañía tras el concurso de acreedores. Estos accionistas pasarán de poseer el 20% del capital de la empresa a un 1,7%, en línea con las advertencias que habían hecho llegar a la CNMV en los últimos meses.

El accionariado de la pesquera queda compuesto por Banco Sabadell, como primer accionista, con el 23,8%. Le sigue Caixabank, con el 15,3%; HSBC, con el 12%; UBI, con el 5,9%; BBVA, con el 5,9%; Abanca, con el 5,5%; Popular, con el 5,9% y Bankia con el 3,5%. El resto queda en manos de distintos acreedores.

La compañía ha asegurado que esta opeación servirá para fortalecer recursos propios y reducirá considerablemente el endeudamiento, permitiendo acometer su plan estratégico. "El acuerdo fue homologado judicialmente el pasado marzo sin que nadie impugnase la decisión", señaló la empresa.

El presidente del grupo, Jacobo González-Robatto aseguro que "es la segunda vez que los acreedores salvan este grupo". La empresa procederá a una "necesaria renovación" de la flota pesquera y la modernización de las plantas de producción para ganar eficiencia.

Normas
Entra en EL PAÍS