Contabilidad regional
El PIB per cápita de Madrid duplica al de Extremadura Ampliar foto

El PIB per cápita de Madrid duplica al de Extremadura

La comunidad extremeña aún no ha recuperado la riqueza de antes de la crisis

El año pasado cerró con un crecimiento económico del 3,2% por segundo ejercicio consecutivo, consolidando de esta forma a España como uno de los países con mejores indicadores de actividad de la Unión Europea. Sin embargo, los datos de la contabilidad regional publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestran que ese avance del PIB no fue homogéneo en todo el territorio.

Así, Baleares fue la región que contabilizó un mayor crecimiento en términos de volumen, con un alza del 3,8% anual, seguida de Madrid (3,7%), Canarias y Cataluña (3,5% en ambos casos). Esta clasificación demuestra la importancia que ha tenido en el crecimiento del producto interior bruto el año turístico de récord vivido por España, el buen comportamiento de los servicios, así como la mejora experimentada por el sector de la construcción; sobre todo en el segmento de la edificación residencial.

Por el contrario, los menores avances del PIB se registraron en La Rioja (1,5%), Principado de Asturias (1,9%) y Extremadura (2,0%). En el caso de La Rioja, el INE interpreta que su menor crecimiento se vio afectado, fundamentalmente, por el descenso en términos de volumen del valor añadido asociado a las ramas de actividad correspondientes a la industria manufacturera.

Niveles de riqueza de 2008

Otra forma de comprobar los efectos que tiene ese crecimiento económico desigual es comparar los valores de PIB por habitante de los distintos territorios. Madrid fue la comunidad que contabilizó el mayor registro, con 32.723 euros, una cifra que es un 36,5% superior a la media española, situada en 23.970 euros. En el lado opuesto se situó Extremadura, que un año más es la región con un mejor PIB per cápita, de apenas 16.369 euros, un 31,71% por debajo de la media nacional.

Esto arroja como resultado que el PIB por habitante de Madrid duplica al extremeño, una brecha que se ha abierto ligeramente sobre la que ya existía antes de la crisis, en el año 2008. Ese ejercicio, Madrid contaba con una riqueza per cápita de 32.152 euros, que ha logrado aumentar un 1,8% ocho años después. Y, sin embargo, Extremadura contabilizaba una riqueza per cápita de 16.633, también la más baja de España.

Superado lo peor de la crisis, la región extremeña todavía tiene hoy una riqueza por habitante un 1,6% inferior a la que registró antes de la recesión, lo que explica que la brecha entre la región más rica y la más pobre se haya incrementado durante los últimos años. La comparativa realizada entre las cifras de 2008 y las de 2016 revela que cinco comunidades autónomas lograron ya a finales del pasado ejercicio superar el PIB por habitante con que cerraron ocho años atrás. Se trata de, además de Madrid, País Vasco, que aumentó su riqueza en la misma proporción, un 1,8%, Castilla y León, un 1,01% más, Cataluña, un 0,9% y Galicia, un 0,6%.

Los 12 territorios restantes todavía no han logrado recuperar los niveles de riqueza obtenidos antes de que estallara la crisis. Es muy probable que aquellos donde la diferencia es mínima lo logren a lo largo de este 2017, tal y como augura el Ejecutivo; pero existen comunidades a las que previsiblemente aún les costará varios años alcanzar los valores del PIB per cápita que tenían en 2008.

Es el caso de Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cantabria, Canarias o Asturias, puesto que sus datos de PIB por habitante aún son inferiores entre un 4,6% y un 6,4% a los contabilizados ocho años antes. En la comparativa europea, también es destacable que prácticamente todas las comunidades autónomas, incluidas las dos ciudades con estatuto de autonomía, se situaron por encima del dato estimado para el conjunto de la UE-28, que fue del 1,9%. Solo La Rioja y Asturias registraron en 2016 un crecimiento menor.

Normas
Entra en EL PAÍS