Transporte aéreo
Donald Trump, junto con el consejero delegado de United Airlines, Oscar Munoz, y de Delta Airlines, Edward Bastian.
Donald Trump, junto con el consejero delegado de United Airlines, Oscar Munoz, y de Delta Airlines, Edward Bastian. REUTERS

Trump tilda de "obsoleto" el sistema aéreo de EE UU

El presidente se reúne con los representantes de las principales aerolíneas y aeropuertos del país

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó este jueves de “obsoleto” y “desfasado” el sistema de control del tráfico aéreo, así como la flota de aviones y los aeropuertos del país, y se quejó de que las compañías del sector reciben “malos equipos” para sus aparatos.

En una reunión con presidentes de las principales aerolíneas estadounidenses en la Casa Blanca, Trump subrayó la necesidad de modernizar el sistema de control del tráfico aéreo en Estados Unidos. Al encuentro acudieron representantes de United Continental, Delta Airlines, Southwest Airlines, Alaska Air y responsables de los aeropuertos de Los Angeles y Atlanta.

Tras la reunión el presidente señaló que los representantes de las aerolíneas le trasladaron que “nos estamos gastando miles de millones de dólares” en un sistema de control aéreo que “está completamente desfasado”. Trump añadió que a eso se une que EE UU cuente con “un sistema de aviones y aeropuertos que se han quedado obsoletos”.

Un piloto como director de la FAA

Durante la reunión el presidente de EE UU, Donald Trump, se comprometió a seleccionar a un piloto como responsable de la Administración Federal de Aviación (FAA), la agencia gubernamental encargada de regular la aviación civil en Estados Unidos, ya que en su opinión, el sistema aéreo podría funcionar mejor con esta medida. “Yo tengo un piloto que es un verdadero experto”, dijo Trump en aparente alusión al comandante de su avión privado, quien, explicó, le había asegurado que las aerolíneas a veces reciben “malos equipos por parte de los aeropuertos”. La reunión con las aerolíneas estadounidenses se produjo en un contexto de preocupación e incertidumbre entre las compañías aéreas extranjeras por las repercusiones que pueda tiene el veto migratorio, que fue suspendido por la justicia.

“Queremos que nuestro sistema de transporte tenga el mejor servicio al pasajero con el mínimo número de retrasos”, aseguró Trump tras salir del encuentro. Algo que consideró que no se cumplirá con el actual sistema aéreo.

Desde la elección del actual presidente, las aerolíneas han mostrado su optimismo por la política que éste pueda llevar a cabo al respecto. En concreto, se ha visto con buenos ojos el plan de rebaja de impuestos y de aumento de las inversiones en infraestructuras. Sin embargo, tras la reunión no se ha concretado un plan al respecto.

Por otra parte, afirmó que en “las próximas semanas” hará un anuncio que será “fenomenal en términos de impuestos”, en aparente referencia a la reforma fiscal que su Administración y los líderes republicanos en el Congreso quieren aprobar antes de que acabe este año.

“Bajaremos la carga fiscal en general de las empresas estadounidenses”, precisó Trump, quien también prometió “reducir las pesadas regulaciones” que soportan las industrias del país.

Normas
Entra en EL PAÍS