Telecomunicaciones
Netflix
Secuencia de Juego de Tronos.

Netflix, HBO y Amazon ‘calientan’ la batalla por el ocio audiovisual

Los tres gigantes quieren sacudir el mercado español con su ‘streaming’

Telefónica, Vodafone y Orange llevan tiempo enfrascadas en tratar de arañar una buena posición en el campo de los contenidos, crucial para el triunfo de sus ofertas de tarifas convergentes, pero en la batalla que se libra –y que se recrudecerá en los próximos años– por liderar la televisión a la carta no están solas. Al menos tres gigantes tecnológicos internacionales –Netflix, HBO y Amazon– han decidido dar la batalla en este terreno (solas y en alianza con las telecos), donde resultará clave conquistar a los millenials, con otros hábitos de consumo, pues quieren ver los contenidos cuando quieren y donde quieren: tabletas, móviles, ordenadores, televisor...

La guerra en el sector audiovisual promete ser dura, pues la televisión de pago en España no deja de dar la bienvenida a nuevos actores. Si en octubre de 2015 fue Netflix, tildado como el gran ogro de Movistar+, quien aterrizó en el país con una tarifa plana desde 7,99 euros al mes y un catálogo que incluye series (entre ellas, las famosas Narcos, House of Cards y The Crown), documentales y películas originales exclusivas, el pasado lunes fue HBO quien trajo su plataforma online al país. Un servicio también muy esperado entre los aficionados a las series, pues cuenta en su catálogo con títulos de enorme éxito como Juego de Tronos, Westworld, True Detective o Girls, y clásicos como Los Sopranos o Sexo en Nueva York. A lo que se suman películas, documentales y contenido para toda la familia con títulos de Disney y Nickelodeon.

El movimiento de HBO, aplaudido por el consumidor español que ve ampliada la oferta de ocio audiovisual, supone un golpe para Netflix y también para Telefónica, pues HBO además de ofrecer su contenido de forma independiente a través de Hboespaña.com (con un coste de 7,99 euros), también ha firmado un acuerdo exclusivo con Vodafone España. Es decir, que los clientes de esta operadora pueden acceder al servicio de streaming del grupo estadounidense a través de Vodafone TV o a través de sus ordenadores, dispositivos móviles y tabletas.

Los clientes convergentes de la teleco con el paquete Total de Televisión tienen incluido el catálogo de contenidos de HBO España dentro de su tarifa habitual. Por su parte, los clientes con Vodafone One L, XL o con tarifas Red L o XL disfrutarán el servicio gratis dos años, mientras que aquellos con tarifa Red M o Vodafone One M podrán hacerlo durante tres meses. Los usuarios de Internet Móvil L también tendrán HBO España incluido en su tarifa durante dos años. En total, los suscriptores de HBO tendrán acceso a más de 3.000 horas de contenido en HD.

El tercer gran contendiente será Amazon, que aunque oficialmente no ha comunicado aún la fecha de su desembarco, está prevista que tenga lugar antes de que acabe el año, también con un catálogo de producciones propias interesante. Entre ellas, Transparent, que ganó dos Globos de Oro en 2015.

Tanto Netflix como HBO (a falta de conocer los detalles de la oferta de Amazon) ofrecen un mes gratis a sus nuevos clientes y permiten ver estrenos de forma simultánea a EE_UU. HBO, además, deja ver dos streaming simultáneos desde la misma cuenta, y Netflix compartir sesión a uno, dos o cuatro usuarios, en función de la tarifa contratada (la básica cuesta los citados 7,99 euros al mes; la estándar 9,99 euros y la premium 11,99).

Ambas plataformas ofrecen contenidos en HD, aunque Netflix no da esta opción a sus clientes de tarifa básica. En cuanto a los contenidos en 4K, HBO no los incluye en su oferta actual; sí lo hace su rival, pero solo para sus clientes premium.

Al margen de estas tres firmas, otro gigante, la japonesa Rakuten (que compró Wuaki.tv en 2012), da la batalla con una propuesta diferencial. Es la única que ofrece un modelo híbrido: tiene un servicio en streaming (por 6,99 euros al mes) pero también permite alquilar y comprar películas (lo primero por entre 1,99 y 4,99 euros, y lo segundo por 10 euros). El hecho de que ofrezca esta última opción le da una ventaja frente a sus rivales, pues ofrece los estrenos al tiempo que las salas de cine. Una razón que podría haber llevado a Netflix o Movistar+ a apostar por la producción propia y reducir así su dependencia de las majors. El catálogo de suscripción de Rakuten (que planea tener contenido propio a partir de 2017) es de 3.000 títulos (y más de 7.000 si se suman los que se venden y alquilan).

¿Hay sitio para tantas plataformas en España?

Los usuarios aplauden la llegada de tantas plataformas de contenido audiovisual a España, pero la pregunta que todo el mundo empieza a plantearse es si hay sitio para tantas. Varias fuentes del sector consultadas por Cinco Días y que prefieren permanecer en el anonimato aseguran que no. “Es difícil que alguien que sea cliente de Netflix se haga también suscriptor de HBO o viceversa. La razón no es otra que el precio. Habrá gente muy aficionada a las series y las películas que estén dispuestas a pagar dos tarifas planas mensuales, pero no creo que sea algo generalizado con los sueldos de este país y cuando las ofertas son bastante similares, aunque es cierto que hay plataformas de nicho como Filmin.es, muy centrada en cine independiente”, aseguran.

Queda por delante también conocer cuál será la evolución del catálogo que tengan HBO, Netflix y Amazon, cuando esta última llegue. En el caso de la primera en aterrizar, Netflix, fue notoria la ausencia de las últimas temporadas de algunas de sus series de éxito, como House of Cards, puesto que acuerdos previos para su distribución, en este caso en Movistar +, no permitían publicarlas hasta pasado un tiempo desde su emisión.

Según vayan recuperando estos derechos sobre sus propias series, el catálogo irá previsiblemente ampliándose, ya que todavía queda lejos del que tienen en EE UU o en otros mercados europeos. El contenido propio será el campo de batalla para diferenciarse del resto.

Normas
Entra en EL PAÍS