Un edificio inteligente por dentro y por fuera
Así es "La Vela", la nueva sede inteligente del BBVA

Así es "La Vela", la nueva sede inteligente del BBVA

"La Vela", la nueva sede corporativa de BBVA acogerá a partir del verano boreal de 2015 a 6.000 empleados de la entidad que abandonarán el clásico emplazamiento en el Paseo de la Castellana por este nuevo centro de trabajo que se presenta como algo más que un edificio.

Aunque en un primer momento, como muchas otras empresas que se están trasladando al barrio de Las Tablas, que cada vez se configura más como uno de los centros neurálgicos de negocios de Madrid, se trató de un proyecto inmobiliario que se ha acabado convirtiendo en toda una declaración de principios sobre cómo ven y como quieren trabajar en la entidad financiera de ahora en adelante.

Varios fueron los principios destacados por los representantes de BBVA durante la visita en la que pudimos pasear por los pasillos de esta nueva sede y que se resumían en eficiencia, sostenibilidad, innovación y compromiso con los clientes y los empleados.

Diseño de última generación social y ecoeficiente

De la mano de los arquitectos Hezog & De Meuron, el nuevo complejo se erige en torno a una plaza circular de 100 metros de diámetro en la que en su centro se encuentra "La Vela", la torre de 93 metros y 19 plantas que estará rodeada por otros siete edificios horizontales de tres alturas. Estos edificios llevan el nombre de diferentes continentes - Europa, Asia, África, América del Norte, América del Sur, Oceanía y Antártida - y están unidos por los nombres de los mares y océanos que los unen. En el plano arquitectónico, estas nuevas instalaciones están diseñadas para minimizar el consumo energético y fomentar la interacción formal e informal, además de impulsar el intercambio entre los empleados.

Así es "La Vela", la nueva sede inteligente del BBVA

Sin embargo, y pese a que todo esto es muy interesante, el uso de la tecnología y su integración con el día a día de las oficinas y el negocio en estos edificios se ha llevado a un nuevo nivel. Represetantes de BBVA como Beatriz Lara, Directora de Transformación Corporativa dentro del Área de Tecnología, comentó que en 2016, las más de 110.000 personas que integran el Grupo BBVA en todo el mundo podrán trabajar completamente de forma digital.

Contenido digital en un mundo físico

La entidad lleva cuatro años digitalizando documentos, que ya suponen seis kilómetros de papel, y las posibilidades que ya se pueden ver integradas en su nueva sede corporativa. Nada más llegar, se ve claramente que BBVA piensa en un futuro móvil y al entrar en su nueva sede podemos descargarnos, mediante un código QR o conexión NFC, la colección completa de obras artísticas de su Fundación en nuestro smartphone. El contenido digital impregna todos los rincones donde mira el visitante con pantallas e información en cada rincón que puede ser aprovechada por los terminales que llevamos en el bolsillo.

Una sede, potencialmente, sin "cubículos"

Así es "La Vela", la nueva sede inteligente del BBVA

Los empleados de BBVA acabarán teniendo todos un "escritorio digital". Y es que en realidad ya no hará falta contar con un ordenador o un portatil concreto ya que se trabajará desde un entorno web junto con las posibilidades que ofrecerá el smartphone, donde se llevará un asistente personal para gestionar el día a día de cada empleado. Esta digitalización del entorno de trabajo permitirá reducir los costes, derivados del menor papeleo y espacio de trabajo que ahora estará libre para cualquier empleado. De esta forma, acabarán los "cubículos" y los espacios fijos. Todo el mundo podrá relacionarse con todo el mundo en un ambiente más abierto.

Un edificio conectado a las necesidades y actividad de los que están en él

En especial destacará como toda la sede de BBVA estará conectada a cada empleado y sus necesidades a través de todo un ecosistema de aplicaciones que, además, tienen una interfaz realmente amigable. Desde reserva de salas, catering, parking a las necesidades de cualquier empleado en un viaje o, más importante todavía, para mantener unas mejores relaciones colaborativas en los proyectos, todo estará sincronizado y gestionado desde una red común.

Así es "La Vela", la nueva sede inteligente del BBVA

En especial destaca, montada ya la infraestructura en la sede, las siguientes fases de la plataforma de BBVA que destacarán con cosas como una gestión inteligente, y accesible desde cualquier sitio y por cualquiera de los implicados, en los proyectos, o la creación de las "Agile Rooms", nuevos espacios de reunión que invitan a ser modificados rápidamente a las necesidades de cada grupo de trabajo.

Normas
Entra en EL PAÍS