Utiliza YouTube como si fuera una aplicación musical.
Utiliza YouTube como si fuera una aplicación musical.

YouTube añade nuevos controles de reproducción fuera de los vídeos, ¿por qué?

Permitirá controlar mejor lo que estamos viendo.

YouTube siempre ha tenido como dos almas. Por un lado es la plataforma de reproducción de vídeos más importante del mundo, que recibe cada minuto millones de contenidos que suben los usuarios y, por otro, quiere ser una app de música en streaming que en muchas ocasiones llega a ensombrecer a la que Google considera como su principal opción, que es YouTube Music.

Pero es tan delgada la línea que separa a las dos, que por si no había dudas ahora los de Mountain View han decidido borrarla un poquito más, de tal forma que los usuarios de pago con suscripción no tendrán muy claro qué hacer y dónde. ¿Razón? Llegan los controles de escucha al estilo de los que tienen Spotify, Apple Music y, por supuesto, la propia YouTube Music de Google.

Elimina información, deja los controles

En YouTube los controles de reproducción del vídeo se encuentran dentro mismo de la propia pieza: tanto el pause/play como el ir a la siguiente pista o rebobinar a un lado u otro varios segundos realizando un doble toque a izquierda o derecha. Pues bien, en Google han pensado que sería interesante añadir una nueva función llamada "Listening controls" (controles de escucha) para colocar esos botones en la parte inferior de la pantalla.

Nuevos controles de YouTube enfocados a la escucha.
Nuevos controles de YouTube enfocados a la escucha.

Tal y como podéis ver en las capturas que tenéis justo encima, simplemente debéis tocar en los tres puntos verticales que aparecen arriba a la derecha para que se despliegue una ventana emergente con toda una serie de funciones. Eligiendo esos controles de escucha conseguiremos que toda la información de likes, compartir, etc., además de otros vídeos recomendados, desaparezca para mostrar una superficie vacía solo poblada con esos botones.

¿Por qué YouTube ha optado por hacer esto? Bueno, la razón hay que buscarla en una característica que disfrutan los usuarios premium con suscripción de pago, que no es otra que la posibilidad de reproducir contenido en segundo plano, con la pantalla apagada, tanto a la hora de escuchar música, como charlas, conferencias, homilías de youtubers o lo que sea. 

Rediseñando toda esa zona de los controles, esos usuarios pueden gestionar lo que ven como si se tratara de una canción en Spotify o cualquier otra plataforma, de una manera rápida y sin tanto ruido en la pantalla. Algo que agradecerán y que muchas veces se convierte en un problema porque entre tanto elemento a la vista es difícil manejar la reproducción o a dónde queremos ir: un minuto concreto del vídeo, otro capítulo, etc. Así, de esta manera, todo es mucho más claro.

Normas
Entra en El País para participar