Banca

Caixabank reduce en 200 personas el volumen de afectados por el ERE, hasta 6.750

Los sindicatos amenazan con impugnar el ajuste si no hay acuerdo

La dirección de CaixaBank ha presentado una nueva propuesta a los sindicatos que rebaja a 6.750 el número de salidas previstas por el ERE frente a las 6.950 de la oferta anterior y a las 8.291 anunciadas inicialmente, según ha informado la entidad. De esta forma, las salidas planteadas son 1.541 menos que las anunciadas inicialmente.

La empresa ha planteado también medidas de movilidad geográfica y movilidad funcional para que las salidas se produzcan, siempre que sea posible, maximizando la voluntariedad.

Los sindicatos están estudiando la nueva propuesta de la dirección en el último día de negociación del ERE, que coincide con una jornada de huelga organizada por los representantes de los trabajadores. Pese a ello, fuentes sindicales aseguran que uno de los nudos en las negociaciones son los cupos de salidas que has planteado la entidad, lo que significa, según los sindicatos, salidas forzosas, mientras que los representantes de la plantilla buscan salidas voluntarias. Estas mismas fuentes mantienen que esperan llegar a un acuerdo con la empresa, pero aún están lejos, por lo que se prevé hoy unas negociaciones largas, ya que es el último día.

Los sindicatos, de hecho, podrían impugnar el ERE de CaixaBank si la entidad no acepta finalmente incorporar la voluntariedad a las salidas de empleados previstas, para lo que ya se habrían puesto en contacto con abogados. Fuentes de UGT en la entidad han explicado a Cinco Días que la "inamovilidad" de CaixaBank en este asunto es un "golpe de efecto" de la entidad "para cambiar el modelo de relaciones laborales" en un banco en el que "siempre ha habido paz social", explican, para añadir "si al final no hay acuerdo y el ERE se hace de forma unilateral, por supuesto que impugnaremos el ajuste".

La dirección ha planteado también medidas de movilidad geográfica y funcional, lo que supondría que en aquellos territorios o áreas de los servicios corporativos donde las solicitudes de adhesión voluntaria no completen los cupos de salidas, se ofrecerá la posibilidad de que algunos empleados cambien de provincia o de función, con el fin de compensar aquellas zonas o áreas en las que haya más peticiones de salida voluntaria.

Además, se ofrecen 355 nuevas posiciones de gestores del servicio digital inTouch en algunas provincias, que se deslocalizan para facilitar las salidas voluntarias.

Según la entidad, la nueva propuesta también mejora algunas de las compensaciones ofrecidas para los empleados que salgan de la entidad, como que se añaden primas de voluntariedad de hasta 28.000 euros para empleados a partir de 54 años o que el convenido especial con la Seguridad Social para empleados de 52 y 53 años se pagará hasta cumplir los 63 años.

Para el resto de empleados se mantiene la compensación de 40 días por año trabajo con límite de 36 mensualidades, aunque podrán acceder a primas de mayor cuantía: 15.000 euros para trabajadores que lleven más de 6 años en la entidad y 4.000 euros para los que no tengan esa
antigüedad.

Normas
Entra en El País para participar