Música en tu iPhone.
Música en tu iPhone.

Cómo configurar tu iPhone para reproducir música sin pérdidas (o con calidad Dolby Atmos)

¿Sabes qué menús debes configurar?

Tras la keynote del pasado día 7, Apple anunció que esa música sin pérdidas o con calidad Dolby Atmos pasaba a estar disponible para la práctica totalidad de usuarios, por el mismo precio que ya pagan por su servicios en streaming mensual y que, en la modalidad Apple One, se ha convertido en un auténtico chollo (junto a los juegos, Apple TV+ y espacio en iCloud).

El caso es que aunque ha llegado a Apple Music, antes de que podáis disfrutarlo debéis tener en cuenta una serie de consideraciones, para que os penséis seriamente si vais a exprimir, de verdad, todas sus posibilidades. La primera que debéis tener en cuenta es que, por defecto, esta música sin pérdidas viene desactivada por lo que tendréis que ir al menú correspondiente de vuestro teléfono para configurarla.

¿Cómo activamos la música sin pérdidas?

Para acceder a este nuevo catálogo que Apple ha añadido a su tienda oficial tenemos antes que ir al menú de "Ajustes" del iPhone y buscar el apartado de "Música", que se sitúa en una posición bastante baja, junto al resto de accesos a contenidos multimedia como son las películas, series, fotos, vídeos, libros, podcasts, etc. Tocáis encima y llegaréis al menú de opciones de calidad de audio.

Configura tu iPhone para escuchar música sin pérdidas.
Configura tu iPhone para escuchar música sin pérdidas.

Ahora tenéis ante vosotros el Santo Grial de las funciones de audio sin pérdida, así que lo primero que vamos a hacer es activar Dolby Atmos. Por defecto os aparecerá como "Automático" por lo que cuando os detecte contenido de este tipo, lo reproducirá con este estándar de calidad. Así que podéis dejarlo así. Ahora bien, lo importante viene justo debajo, con la función de "Calidad de audio".

Será al tocar ahí cuando vayamos a otra pantalla donde ya sí, tendremos a nuestra disposición la posibilidad de activar el "Audio sin pérdidas". En este punto hay que avisar de dos detalles: el primero es recordar que la reproducción de este tipo de música a través de datos móviles puede ser un pozo sin fondo de consumo, equivalente a ver varios capítulos todos los días de una serie, lo que puede llegar a fulminar vuestra tarifa de datos en muy pocos días. Y el segundo, que en el control que tenéis justo debajo, es recomendable seleccionar una calidad acorde a la cantidad de gigas que podáis gastar.

Si contáis con una tarifa infinita, pues os dará igual lo mucho o poco que gaste el terminal en reproducir esa música sin pérdidas pero si no es el caso, es recomendable reducir la calidad al estándar habitual. Como siempre, todo dependerá de lo mucho o poco que apreciéis este aumento en el bitrate de todo lo que escucháis.

Normas
Entra en El País para participar