Cambia ya tus contraseñas, se han filtrado casi 9.000 millones en la Deep Web
Unsplash

Cambia ya tus contraseñas, se han filtrado casi 9.000 millones en la Deep Web

Es una de las filtraciones más grandes de la historia

Las contraseñas en Internet son básicas para poder navegar con un mínimo de seguridad y protección para nuestros datos. En el intercambio de datos continuo que supone navegar en Internet las contraseñas son los bienes más preciados por los hackers, pero se ha demostrado muchas veces que no es la solución más segura para garantizar que nuestros datos no serán robados. Pero poco se puede hacer cuando esas contraseñas directamente se sustraen de los servidores donde se alojan. Y eso es lo que ha pasado ahora con la que sin duda puede ser la mayor filtración de contraseñas de la historia, afectando a miles de millones de cuentas de todo el mundo.

Una filtración sin precedentes

Una filtración que se ha volcado en un archivo de texto con un peso de 100GB, algo sencillamente brutal, y que cuenta con nada menos que 8.400 millones de contraseñas. Este archivo como suele ser habitual se ha filtrado en un foro que frecuentan hackers. Esta filtración masiva se conoce ya con el apodo de “RockYou2020” que viene rememorar a otra gran filtración conocida bajo este nombre en 2009. Parece ser que este archivo plagado de contraseñas no se surte solo de un mismo ataque, sino que parece una recopilación de contraseñas obtenidas en diferentes ataques a lo largo y ancho de la web en los últimos años.

Cambia ya tus contraseñas, se han filtrado casi 9.000 millones en la Deep Web
Unsplash

Estamos hablando de un volumen de contraseñas superior al número de habitantes de nuestro planeta, por lo que es bastante probable que en algunas de estas filtraciones se puedan encontrar nuestras contraseñas. Así que por un simple ejercicio de precaución no estaría de más cambiar la contraseña de los servicios que consideremos más importantes y que puedan albergar datos de más valor. Una buena manera de saberlo es a través de esta página web, donde podemos introducir nuestra cuenta de correo electrónico, y comprobar si ha aparecido en alguna de estas bases de datos.

Algo que también deberías hacer, además de cambiar la contraseña, es activar la verificación en dos pasos, algo que hará de tu cuenta mucho más segura ante este tipo de ataques, ya que no se podrá acceder a ella desde otro lugar sin tu consentimiento. Como decimos no hay constancia exacta sobre los sitios web de los que provienen estas contraseñas, pero muchos de nosotros hemos comprobado cómo en filtraciones mucho más pequeñas han aparecido nuestros correos y contraseñas, por lo que en este caso las posibilidades se multiplican.

Normas
Entra en El País para participar