Amazon Echo.
Amazon Echo.

¿Quieres compartir tu wifi con extraños? Amazon comenzará a hacerlo a partir de este mes

Los dispositivos Echo y Ring, los primeros en hacerlo.

Parece la historia del caballo de Troya pero en nuestros hogares y con gadgets de última generación. Y es que Amazon, que durante años ha ido llenando las casas de altavoces inteligentes, cámaras y timbres también smart, ha decidido encender el botón nuclear para que todos comiencen a funcionar dentro de una enorme red que será capaz de ofrecer internet a todo el que pase por allí. Gracias a una tecnología que lleva instalando en sus dispositivos desde 2018.

Leído así parece le inicio del argumento de una película de catástrofes... y así será, salvo que los usuarios que puedan formar parte (¿involuntariamente?) decidan darse de baja antes de que todo ese sistema se ponga en marcha. Al menos nos queda el consuelo de saber que la primera parada de esta estrategia de Amazon serán los EE.UU., con la idea de crear una estructura que permita "localizar perros y objetos fácilmente".

Una enorme red de mallas

Lo que Amazon ha ido tramando desde 2018 es la expansión de una tecnología que, tras el nombre de Sidewalk, convierte cada uno de esos aparatos Echo o las cámaras de seguridad y los timbres Ring en un punto de acceso de una enorme red de mallas de baja latencia (900 Hz). Estos aparatos, aunque no lo compremos por ello, son capaces de mantener la comunicación de algunos de nuestros dispositivos aunque no estemos dentro de nuestro hogar, de tal forma que podríamos mantener la cobertura gracias a esa enorme red de mallas creada por todos los dispositivos de Amazon. Lo que significaría consumir ancho de banda y conexión de cualquiera que tenga uno de estos gadgets en casa.

Timbre Ring Doorbell.
Timbre Ring Doorbell.

Sidewalk funciona, por tanto, como una enorme red capaz de gestionar todas las conexiones necesarias de los usuarios para mantenerlos online más allá de los muros de sus casas, lo que incluye funciones de localización. Y eso es lo que Amazon va a activar el próximo 8 de junio, de tal forma que solo los usuarios que sean conscientes de lo que supone, podrán desactivar todos sus aparatos para que no formen parte de esta inmensa red que se avecina. Eso sí, de optar por dejarlo como esta y participar en esta enorme red inalámbrica, debes saber que el sistema limita de forma automática el acceso y consumo de datos dentro de la red, por lo que apenas notaremos la presencia del visitante: 80 Kbps de velocidad máxima y un consumo tope mensual de 500MB. Lo que no da para mucho, la verdad.

De todas formas, el debate que abre esta iniciativa no es tanto el hecho altruista de compartir nuestra conexión con el prójimo, sino los riesgos que podemos correr en caso de que alguno de esos usuarios quiera asaltar nuestros equipos y la red doméstica. Estaremos atentos porque en caso de que Sidewalk llegue a España, siempre tendremos el recurso de desactivarlo.

Normas
Entra en El País para participar