Clubhouse en la pantalla de un iPhone.
Clubhouse en la pantalla de un iPhone.

La versión Android de Clubhouse está más cerca que nunca, ¿sabes para cuándo?

La aplicación está prácticamente terminada.

Clubhouse es, seguramente, uno de los fenómenos más celebrados de estos primeros meses del año y la red social que, sin duda, ha condicionado buena parte de los movimientos y estrategias de la competencia en un tiempo récord: Facebook, Twitter, Telegram y algunas otras no han dudado ni un instante en seguir sus pasos emulando sus chats de voz de una manera u otra.

El caso es que ese éxito se ha cimentado sobre dos grandes características que, en un principio, podrían haber actuado en su contra, como es el sistema cerrado de invitaciones para formar parte de la red social y, por otro, que solo está disponible en iPhone. Lo que bien podría haber soliviantado a los usuarios de Android y hacer que perdieran cualquier interés por participar en ella. Pero no ha sido así.

La versión de Android, ¿acabada?

Así las cosas, ha sido hace escasos días que han aparecido en Twitter algunos mensajes que dejan claro que la evolución de la versión Android de Clubhouse va viento en popa, y la prueba son las capturas subidas por una de las programadoras de esa versión de la red social, donde anuncia los avances que han transcurrido desde que se compartieran las primeras imágenes a través de un iPhone y la última desde un Pixel de Google.

Clubhouse para Android se está probando ya de manera interna y, según quienes la han visto o probado, va por buen camino. A tanto llega ese optimismo que hay quien se aventura a afirmar que la fecha de lanzamiento oficial será en mayo de este año, es decir, en menos de un mes (ya que el día concreto no ha trascendido). Sería un paso de gigante para la expansión de la red social y su asentamiento en las dos orillas del ecosistema móvil actual.

Además, todo parece indicar que será con el lanzamiento de la versión de Android cuando Clubhouse aproveche para terminar de una vez con el sistema de invitaciones que ha servido hasta ahora, por un lado, para controlar el crecimiento sin poner en riesgo la funcionalidad de la plataforma y, por otro, para crear cierto aura de exclusividad para muchos usuarios que se han visto tentados de cierta forma a encontrar la manera de participar en ella. Recordad que en Clubhouse no hay chats de texto, ni parrafadas infernales que escribir o réplicas infinitas por parte de nadie. Aquí solo hay salas de conversación donde los anfitriones hablan de temas de interés mientras la audiencia escucha y pide participar levantando la mano.

Normas
Entra en El País para participar