Huawei, condenada por despedir trabajadores al cumplir los 50 años

La sentencia critica la “descarnada” filosofía de la empresa

Huawei, condenada por despedir trabajadores al cumplir los 50 años

El Juzgado de lo Social número 33 de Madrid ha dictado una sentencia (cuyo texto puede consultar aquí) en la que anula cinco despidos en la filial española de la empresa tecnológica Huawei, al considerarlos discriminatorios por razón de la edad. La compañía china también deberá indemnizar con 20.000 euros a cada uno de los demandantes, en concepto de “daño moral”.

Los trabajadores, de entre 50 y 60 años de edad en el momento de los hechos, fueron despedidos en julio de 2020. El motivo, según figuraba en sus cartas de despido, obedecía a una “reestructuración organizativa” de sus respectivos departamentos. No obstante, en sus demandas alegaron la existencia de una “decisión estratégica” por parte del empresario, tendente a la “renovación generacional”. Por ejemplo, según recoge la sentencia, entre enero de 2019 y septiembre de 2020 el 34 % de los despidos producidos en la empresa afectaron a mayores de 50 años, cuando esta franja de edad apenas componía el 11 % de la plantilla.

El juez alude, además, a un discurso del presidente de Huawei España donde llamaba a “acelerar el ritmo de reemplazar lo viejo con lo nuevo”. Este discurso es objeto de una rotunda crítica por parte del juez, quien a la hora de determinar la indemnización por daños morales que corresponde a los trabajadores reprueba la “descarnada filosofía empresarial” que transpira en dicha intervención. “Se aprecia una visión de las relaciones de trabajo que se identifican con tiempos de guerra” con una mentalidad que “no encaja con muchos de los valores de esta vieja Europa en que vivimos”.

Despido sin causa

Huawei España defendía, por su parte, que había razones objetivas para justificar los despidos: el descenso de las ventas de los departamentos en que prestaban servicios y la finalización, en dos de los casos, de los proyectos a los que estaban adscritos.

Pero el juez no da por probadas estas circunstancias objetivas y sí ve indicios suficientes de que el motivo de los despidos radica en la edad, al quedar de manifiesto la práctica empresarial, sostenida en el tiempo, de despedir a los empleados mayores de 50 años en una proporción superior a la de los trabajadores más jóvenes.

Normas
Entra en El País para participar