Un bigote y el logo de Amazon.
Un bigote y el logo de Amazon.

Amazon cambia el logo de su ‘app’ por culpa de un ‘problemático’ bigote

El parecido con un personaje histórico, detrás de la decisión.

Ya sabéis cómo son las leyes de la percepción, que muchas veces interpretamos formas que no existen en objetos, dibujos, diseños o elementos que nos rodean y que cada uno somos capaces de ver de diferente manera. Y lo ocurrido con el logo de Amazon es el mejor ejemplo de cómo un cambio que buscaba modernizar la imagen de su aplicación oficial para dispositivos móviles, se vuelve contra la empresa responsable.

Y es que, como recordaréis, Amazon cambió el viejo logo (el del carrito) de sus aplicaciones para iOS y Android hace ahora prácticamente un mes, donde decidió basar prácticamente toda su estrategia de comunicación alrededor de la sonrisa que ya se ha convertido en un elemento distintivo de los de Jeff Bezos. Pero el problema no estaba ahí, sino un poco más arriba.

El precinto tiene la culpa de todo

Es justo ese elemento que hay en la parte superior del logo, el característico precinto que cierra todos los paquetes de los norteamericanos, el que ha levantado suspicacias por un presunto parecido con uno de los bigotes más infames que ha visto la Humanidad. Eso les ha parecido ver a muchos usuarios que, en redes sociales, han hecho saber al gigante de la distribución que no estaría mal hacer un cambio para que ese elemento gráfico no se pareciera tanto al mostacho que llevaba Adolf Hitler, y por el que también pasó a la historia. 

Anterior logo de la 'app' de Amazon (i) y el nuevo (d).
Anterior logo de la 'app' de Amazon (i) y el nuevo (d).

De todas formas, este cambio, que ya tendréis a la vista en la aplicación instalada en vuestro smartphone, se ha llevado a cabo con el máximo sigilo y sin que desde la compañía reconozcan que se debe a esa razón. Algo que resulta sorprendente conociendo cómo trabajan este tipo de compañías y lo mucho que se piensan estos cambios que afectan a su imagen corporativa. Máxime cuando venimos de un restyling tan radical tras muchos años de estatismo y en apenas 30 días, volvemos a ver otro.

En declaraciones a the Verge, un responsable de la compañía se limitó a decir que este nuevo icono se "diseñó [...] para despertar la anticipación, la emoción y la alegría cuando los clientes comienzan su viaje de compras en su teléfono, tal como lo hacen cuando ven nuestras cajas en su puerta". Sea como fuere, ¿vosotros percibisteis en ese cambio un bigote al estilo de Adolf Hitler? Ahora ya sabéis que el anterior despertaba recelos en muchos usuarios.

Normas
Entra en El País para participar