Kalk AP de Cake.
Kalk AP de Cake.

Kalk AP, la moto eléctrica (y solar) diseñada para preservar la Naturaleza

Se trata de un modelo pensado para ser silenciosa.

Cuando pensamos en bicicletas o motos eléctricas, a todos nos viene a la cabeza los beneficios inmediatos que provocan en el medioambiente ya que no realizan ningún tipo de emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Pero, además de eso, sus ventajas pueden ser todavía mayores gracias a un elemento que es común de todos los vehículos electrificados: el silencio.

Moto eléctrica Kalk de Cake.
Moto eléctrica Kalk de Cake.

Aunque parezca mentira, hay lugares del mundo donde esa ventaja es crucial para combatir lacras como la caza furtiva en algunos continentes azotados por esta práctica. Es el caso de África, donde los guardabosques encargados de su persecución se ven en inferioridad de condiciones con sus actuales vehículos que, al ser de motores de combustión, hacen tanto ruido que delatan su presencia, lo que da tiempo a los cazadores a marcharse.

Es por eso que la empresa sueca Cake, ha perfeccionado todavía más la fórmula de sus motos eléctricas Kalk con esta edición exclusiva AP para esos menesteres en África y que cuenta con una ventaja añadida al permitir a los usuarios cargarla gracias a un kit de paneles solares. Una herramienta que aumenta la autonomía de estas motos en las situaciones más extremas, como puede ser la sabana, donde encontrar un enchufe es tan complicado casi como sobrevivir.

También se puede comprar en España

Esta moto de Cake tiene un diseño muy sencillo pero pensado para llevar a cabo de la manera más eficiente su trabajo en situaciones realmente extremas. Aunque existe una edición exclusiva de 50 unidades para estos cuerpos de guardabosques en los Parques Naturales de África, es posible adquirir un modelo muy parecido en España, con prueba y todo en el caso de que estemos interesados.

Esta edición AP no se diferencia en exceso de los modelos ya existentes de Kalk e incluyen un motor de 11 kW que permite a la moto alcanzar los 90 km/h., y una batería de litio de 50 aH. y 2,6 kWh. que ofrece una autonomía de tres horas, tras las cuales tendremos que recargarla en un enchufe o a través de los paneles solares que trae con el pack. Además, este modelo está pensado para aguantar el calor por lo que muchos de sus componentes de plástico estás fabricados con Trifilón reciclado y reforzado con fibra de carbono.

Además, incluye un servicio de navegación, comunicación e identificación por satélite para mantener siempre contacto con la base (en el caso de los guardabosques). El precio de esta edición especial no es barato y se queda en unos 25.000 euros, e incluye dos de estas Kalk AP y un kit de recarga solar. Si estáis interesados, podéis reservarla ya pagando 1.000 euros con fecha de entrega en septiembre de este año.

Normas
Entra en El País para participar