Netflix sube sus precios en los EE.UU.
Netflix sube sus precios en los EE.UU.

Se avecina una nueva subida de precios en las suscripciones de Netflix

En EE.UU. la plataforma vuelve a incrementar las tarifas.

Netflix parece haberle cogido el gusto a eso de tocar los precios cada poco tiempo porque hace apenas dos años, en enero de 2019, los norteamericanos ya modificaron, al alza, el coste de sus suscripciones. Primero en los EE.UU. y más tarde en el resto de países a los que llegan, donde también elevaron esas tarifas una media de un euro en cada una de las tres suscripciones que tocaron.

Ahora, desde la plataforma han anunciado que, al menos en EE.UU., los precios volverán a subir en una cantidad similar a la llevada a cabo en 2019 por lo que es de esperar que, en apenas unos días, también nos enteremos de que los planes que estamos pagando en España se verán incrementados en la misma proporción.

El plan básico no se toca

En el caso de los EE.UU., Netflix vuelve a aplicar la misma regla de tres con esa media de aumento que se sitúa en un dólar. Y es así porque el plan básico no se mueve de su precio actual, por lo que se mantiene en los 9 dólares (7,99 euros en España), mientras que los estándar y premium crecen los dos juntos por el anterior. Concretamente, uno y dos dólares hasta situarse en los 14 y 18, respectivamente (11,99 y 15,99 euros en España).

Se avecina una nueva subida de precios en las suscripciones de Netflix
AFP

Es obvio que la primera razón que nos encontramos para justificar una subida así es la descontrolada política de producciones de la plataforma, que no para de invertir en muchos países del mundo para engordar mes a mes el catálogo (ya extenso de por sí) que tenemos en la app de Netflix. Tanto es así que su máximo responsable, Reed Hastings, ha dicho abiertamente que su objetivo es "tener tantas visitas que sepas que cuando vienes a Netflix puedes ir de un éxito a otro y nunca tener que pensar en ninguno de esos otros servicios". En referencia clara a la cohorte de alternativas que han proliferado en el mercado durante los últimos tiempos, como HBO, Disney+, Prime Video, Apple TV+, etc.

Hay que recordar que entre la subida de enero de 2019 y la que (parece) llega ahora, el plan premium, que permite ver contenidos en cuatro pantallas a la vez y con calidad 4K, se ha encarecido cuatro dólares, lo que supone casi un 29% más sobre el precio que se pagaba en 2018. Detrás, podría encontrarse la intención de Netflix de sacar a la luz a todas esas comunidades de amigos y familiares que comparten por un módico precio estas cuentas y que, a medida que se vayan sucediendo estos aumentos, lo mismo empiezan a ser menos y menos rentables. ¿O no?

Normas
Entra en El País para participar