Conector MagSade de Apple.
Conector MagSade de Apple.

El conector MagSafe de Apple deja marcas en las fundas de los iPhone 12

Los imanes ejercen demasiada presión en la funda.

MagSafe es una marca que Apple tenía por ahí guardada desde hace años y que estrenó por vez primera asociada a sus ordenadores portátiles, allá por enero de 2006. Se trata de un tipo de conector seguro, que se agarraba al ordenador gracias a una serie de imanes y que impedía que de un tirón al cable de carga, se rompiera tanto el conector como el puerto del MacBook.

Ahora, 14 años después de aquel estreno, los de Cupertino han decidido llevarlo a todo su universo iPhone 12 para permitirnos una carga inalámbrica más segura, que no tan rápida, y a prueba de tirones ya que como ocurriera en los ordenadores la idea es que la superficie que toca el teléfono se adhiera a ella para evitar que, por un golpe tonto, el adaptador no cargue nuestro smartphone.

Tanto imán, tanto imán...

Los nuevos iPhone 12 y 12 Pro llegaron a las tiendas el pasado viernes 23 de octubre y los primeros usuarios han empezado a probar todos los accesorios que aterrizaron con los teléfonos, por lo que ha sido posible ver qué tal funciona el conector MagSafe y... hay que decir que algunos usuarios se han quejado de problemas en cómo trata este cargador inalámbrico algunas fundas oficiales de los de Cupertino.

Marcas del conector MagSafe en la funda de un iPhone 12.
Marcas del conector MagSafe en la funda de un iPhone 12.

Tal y como podéis ver justo encima, el cargador MagSafe deja huellas aparentemente persistentes en la superficie de una funda de silicona oficial de Apple, con apenas unas horas de uso. Eso significa que, a medida que pase el tiempo, ese daño se irá amplificando. Y eso sin contar que en el caso de las fundas de piel esa marca podría ser todavía menor. Sorprende ver cómo en apenas tres días, un conector magnético como este provoca unos daños tan evidentes.

Es obvio que la necesidad de ajustar el conector al teléfono a través de imanes es la principal causa de este problema, cuya presión provoca que el conector inalámbrico roce más de lo necesario la superficie de la funda. Sin duda, estamos ante otra evidencia más de que los controles de calidad de las marcas se olvidan en algunas ocasiones de probar las cosas con cierto detenimiento. Mostrar cómo funciona este MagSafe en la superficie de cristal de los iPhone 12 está muy bien, pero unas simples pruebas de campo con sus accesorios oficiales hubiera servido para, al menos, avisar a sus futuros clientes de lo mala que es la combinación de carga inalámbrica de Apple y funda oficial.

Normas
Entra en El País para participar