Instagram quiere combatir los comentarios ofensivos.
Instagram quiere combatir los comentarios ofensivos.

Instagram se toma en serio la lucha contra las 'fake news' y los comentarios ofensivos

Se trata de dos importantes medidas para evitar problemas en la red social.

Podríamos pensar todos que estos movimientos que se están produciendo alrededor de las fake news en redes sociales vienen provocados por una intención de terminar con ellas y, aunque también es verdad, no es menos cierto que las elecciones presidenciales en EE.UU. del 3 de noviembre también tienen su peso en estas medidas. Y es que Facebook no quiere volver a ser señalada de nuevo, tras lo ocurrido en 2016 con el escándalo posterior de Cambridge Analytica. Por lo que buscan, al menos, mostrar firmeza ante esos medios que se dedican a desinformar para crear (falsos) estados de opinión.

Y eso es en lo que está Instagram, una de las patas de los de Mark Zuckerberg, que ha empezado a etiquetar a todos aquellos medios que están controlados por un Estado, o por un país, para que los usuarios sepan si nos podemos encontrar frente a una campaña de desinformación pensada para influir, precisamente, en esas elecciones presidenciales de noviembre. Además, todos los usuarios que tengan dudas sobre qué significa eso de que un medio pertenezca a un país, contarán con una página específica donde se les informa del sesgo que podrían tener dichas informaciones.

Concretamente, para Instagram, los medios controlados por un estado son aquellos que "pueden estar parcial o totalmente bajo el control editorial de su gobierno, según nuestra propia investigación y evaluación frente a un conjunto de criterios desarrollados para este propósito". De esta forma, se intentan atajar problemas como el de la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y en las que ganó Donald Trump.

Filtro anti-bullying y comentarios ofensivos

Otra de las tareas que se han propuesto erradicar desde Instagram es la de rebajar la tensión en los comentarios a ciertas publicaciones y que podrían ser considerados como un tipo de acoso online. De ahí que, a partir de ahora, la red social avise al usuario que va a responder con alguna frase altisonante para que se lo piense y que, de esta manera, entre todos contribuyamos a mantener el ánimo en la red social.

De todas formas, como ese tipo de advertencias no suelen ofrecer demasiada efectividad, desde Facebook han pensado que lo mejor es ir un paso más allá y por eso la simple advertencia pasará a convertirse en un tirón de orejas con posibilidad de baneo de la red social: un comentario ofensivo podría deshabilitar la cuenta de un usuario cuando este sea reincidente. Es más, otra de las medidas en las que están trabajando es en ocultar estas contestaciones fuera de tono para, al menos, intentar mantener el ecosistema social lo más sano y saludable posible.

Normas
Entra en El País para participar