Redmi Smart Band.
Redmi Smart Band.

La Redmi Smart Band llega a la India con un precio que no te podrás creer

Todavía no puede comprarse en nuestro país.

El mercado de las pulseras inteligentes, centradas en monitorizar nuestra actividad física, es uno de los que más novedades recibe todos los años. No en vano, algunas de las marcas chinas más competitivas luchan por hacerse con el primer puesto a costa de ofrecer relaciones precio-calidad que son de auténtica locura. Como es el caso de esta Redmi Smart Band.

Este dispositivo, que no es nuevo y lleva ya en el mercado desde el pasado mes de abril, ha comenzado a distribuirse en otros territorios fuera de China y para ello han escogido la India como su siguiente parada y, lo más importante de todo, manteniendo algunas de sus características más llamativas: y la principal de todas ellas, sin duda, es la del precio, que se sitúa en apenas 18 euros al cambio.

Diseño discreto pero muchas prestaciones

Es evidente que si miramos con detalle a esta Redmi Smart Band no encontramos el mejor de los diseños. Es más, da la sensación de ser bastante tosca, con formas demasiado rígidas y cuadradas y una tecnología de carga (enchufe directo a un puerto USB) que ya hemos visto en modelos de otras compañías en el pasado. Su gran atractivo es que cuando te dicen que la puedes comprar por menos de 20 euros, esas líneas dejan de importarnos, e incluso que tengamos que estar enchufándolo a uno de los conectores USB libres de nuestro PC.

Redmi Smart Band.
Redmi Smart Band.

Además de ese hardware que nos permite llevar un control diario de nuestra actividad física, guardando las sesiones de ejercicios que llevamos a cabo, o recibiendo en su pantalla a color las notificaciones, mensajes y hasta llamadas, otra de sus virtudes está en la autonomía, que alcanza los 15 días prácticamente sin despeinarse, con un uso normal de la smartband. A partir de ahí, cualquier exceso que cometamos lo pagaremos disfrutando de menos batería.

La noticia de hoy es importante porque la llegada de esta Redmi Smart Band a la India la acerca todavía más a territorio europeo y, por lo tanto, español, donde podríamos tenerla disponible oficialmente sin tener que recurrir a intermediarios internacionales antes de acabar el año. Eso sí, esta por ver que una distribución oficial de esta pulsera de actividad no provoque que su principal reclamo, el precio, aumente hasta situarse en el mismo rango de los 35-40 euros de otros competidores, como la Xiaomi Mi Band 5, o la Mi Band 4 con NFC que aterrizó en nuestro país el pasado mes de julio.

Normas
Entra en El País para participar