Servicios financieros

Square, la 'fintech' del fundador de Twitter, compra la española Verse

La adquisición es la primera que hace la firma estadounidense en Europa y supone un catalizador para el ecosistema de los pagos en el Viejo Continente. La compra estaría entre los 30 y 50 millones, según distintas fuentes.

Jack Dorsey, fundador y CEO de Twitter y Square, y Bernardo Hernández, CEO y máximo accionista de Verse.
Jack Dorsey, fundador y CEO de Twitter y Square, y Bernardo Hernández, CEO y máximo accionista de Verse.

Operación de calado en el sector de las fintech. Square, la compañía de pagos móviles y otros servicios financieros digitales fundada y dirigida por Jack Dorsey, CEO y fundador también de Twitter, ha adquirido Verse, la aplicación de pagos española, bajo la batuta de Bernardo Hernández, ex ejecutivo de Google y Yahoo y reconocido emprendedor e inversor en proyectos como Idealista, Tuenti o Glovo.

La adquisición, realizada de la mano de Cash App, la app de pagos de la firma estadounidense, es la primera que lleva a cabo Square en Europa, y supone, de facto, su desembarco en la eurozona, pues la compañía solo opera a este lado del Atlántico en Reino Unido.

La compra de Verse, fundada en 2015, meterá presión a Bizum, la plataforma de pequeños pagos inmediatos por móvil de la banca española, y a otras apps similares en toda Europa. Verse, con un millón de usuarios y 20 euros de transacción media, es uno de sus principales rivales y puede operar en todo el espacio económico europeo tras recibir en junio de 2019 una licencia de pagos europea. La compañía cuenta ya con buena tracción de crecimiento de usuarios en Italia, Francia y Portugal.

“Nuestra principal prioridad es permitir que Verse continúe creciendo con éxito en Europa. Seguirá operando como una empresa independiente, trabajando desde sus oficinas, sin cambios inmediatos en sus productos, usuarios o acuerdos comerciales existentes”, ha asegurado la empresa estadounidense en su web. “Verse se unirá a Cash App en Square, de forma que los dos equipos puedan aprender mutuamente mientras que les proporcionamos el apoyo necesario a través de la tecnología y nuestros recursos”, añade la nota, en la que se destaca que Verse y Cash App comparten “un enfoque similar” de negocio.

Square, sin duda, supondrá una inyección importante de recursos para Verse, que podría importar a Europa algunos de los servicios que Cash App ya ofrece en EE UU. La empresa de Dorsey, que nació en 2009, vale hoy 38.100 millones de dólares en bolsa, más que el Banco Santander o BBVA. Sus acciones cerraron el viernes a 86,72 dólares, alcanzando máximos desde septiembre de 2018.

Desde Verse, que ya ronda los 500 millones de euros transaccionados, no han querido hacer declaraciones sobre su compra. La app española, que permite pagos a amigos y comercios en los 32 territorios europeos y las siete monedas europeas, cuenta entre sus inversores con Greycroft Partners, VAS Ventures (Martin Varsavsky) y business Angels como Nikesh Arora, Alan Patricof (fundador de Apax Partnets), David Stern (fundador de la NBA) y Charlie Songhurst. Su mayor accionista es Bernardo Hernández.

Los inversores actuales de Verse han invertido 14 millones de dólares en la compañía, que cerró su última ronda de financiación por 8 millones de dólares el pasado verano. Antes de su refundación en 2017, cuando la compañía sufrió una seria crisis, había levantado 33 millones de dólares en varias rondas de financiación. Un dinero que, según distintas fuentes conocedoras del proceso, se devolvió casi en su totalidad (sin plusvalías) con la consiguiente salida de los fondos que en su día invirtieron en Verse, como es el caso de Spark Capital o e-ventures.

Aunque ninguna de las partes ha revelado el precio de la transacción, se estima que la compra de Verse se ha hecho al menos por el doble del valor de la última ronda. La compra se habría realizado por entre 30 y 50 millones, según las fuentes consultadas.

La compra de Verse muestra la ambición de Square de expandirse a otras geografías. Por ahora, ofrece sus servicios solo en EE UU, Reino Unido, Canadá, Australia y Japón, mientras Paypal, su gran rival, está en más de 200 países, lo que muestra su enorme potencial de crecimiento. En EE UU, algunos medios se refieren ya a Square como el “Amazon de los servicios financieros”, porque está construyendo un extenso ecosistema, ofreciendo cada vez más una oferta financiera más rica a través de sus diferentes unidades: Square Register, Square Payroll, Cash App o Square Capital, entre otras.

La fintech estadounidense recibió el pasado marzo autorización de los reguladores de EE UU para abrir un banco, y su objetivo es lanzarlo en 2021 y proporcionar préstamos y productos de depósito para pequeñas empresas.

Aunque el coronavirus impactará en las ganancias de Square este año, porque la mayoría de sus clientes son pymes, el pronóstico de los analistas es que sus ganancias crezcan un promedio del 33,1% por años durante los próximos cinco años. Y, según los expertos, Cash App, que además de agilizar el pago entre particulares y comercios, permite realizar compras de bitcoin y la compra fraccionada de acciones, es un pilar clave para lograr ese objetivo.

Verse, que cuenta ya con un equipo de 40 personas (casi la totalidad en su sede en Barcelona) y no tiene aún ingresos, aspira a monetizar sus servicios como lo hacen Venmo (de Paypal), o ya su dueña, Cash App. Ahora, con el músculo tecnológico y financiero de Square, esa meta podría estar más cerca.

Square obtuvo unos ingresos netos en el primer trimestre de 2020 de 1.380 millones de dólares, un 44% más frente al mismo periodo del año anterior y su beneficio bruto fue de 539 millones, un 36% más. Solo Cash App generó 528 millones de ingresos y 183 millones de ganancias brutas, un 197% y un 115% más frente al primer trimestre de 2019, mostrando que ya es un motor clave de crecimiento y rentabilidad para Square. La fintech estadounidense, que cerró marzo con una pérdida neta de 106 millones y un ebitda ajustado de 9 millones, frente a los 62 millones del primer trimestre de 2019, muestra con Cash App y ahora con la compra de Verse su gran apuesta por los medios de pago con una dimensión social y puramente digital.

Cash App cerró 2019 con 24 millones de usuarios activos mensuales (frente a los 15 millones de 2018 y a los 7 de 2017). Square ha logrado elevar la monetización de la aplicación a medida que eleva su número de usuarios, gracias a los servicios que va incluyendo, como las transferencias inmediatas, la compra de criptomonedas y su tarjeta Cash Square, que está siendo utilizada por el 20% de los clientes activos. Verse también ofrece a sus usuarios una tarjeta, Verse Card, para hacer compras o para sacar dinero desde su cuenta en la fintech.

Durante la pandemia por el Covid-19, Cash App ha ayudado a distribuir los cheques de ayuda instaurados por el Gobierno de Donald Trump y otras ayudas similares.

Normas
Entra en El País para participar