Google, Facebook y Twitter tendrán que informar a la UE mensualmente, ¿por qué?

Google, Facebook y Twitter tendrán que informar a la UE mensualmente, ¿por qué?

Las noticias falsas están detrás de esta iniciativa.

Todos sabemos lo ocurrido en 2016 alrededor de las campañas electorales del Brexit en Reino Unido, o las presidenciales de EE.UU., que tuvieron como protagonistas a la empresa Cambridge Analytica y la famosa "injerencia rusa", que a día de hoy mantienen que se produjo incluso algunas agencias de seguridad como el FBI.

Detrás de todos esos acontecimientos están las famosas fake news, así como los bulos o las informaciones sesgadas que buscan variar la percepción de los ciudadanos sobre debates políticos (sobre todo) que están a la orden del día. Así que muchos países del mundo, y organismos supranacionales como la Unión Europea, están alerta en estos tiempos de crisis y coronavirus.

Reuniones todos los meses

Con ese trasfondo en la memoria, la Unión Europea está tanteando la posibilidad de que dos de sus miembros mantengan reuniones mensuales con las principales empresas tecnologías a través de las cuales nacen, crecen y se viralizan millones de noticias falsas, bulos e informaciones sesgada. Estas compañías son Google, Facebook (que incluye también Instagram y WhatsApp) y Twitter, a las que hay que reconocer que llevan meses luchando de forma más esforzada por terminar con esas noticias falsas, controlando mejor todo aquello que se publica en sus páginas gracias a los famosos verificadores, medios adscritos a la International Fact-Checking Network y que velan porque todos aquellos bulos y fake news que recorren la red tengan una contestación rápida.

Věra Jourová en rueda de prensa.
Věra Jourová en rueda de prensa. AFP

La preocupación que hay detrás de estas reuniones de la Unión Europea con las empresas más importantes del sector es comprobar hasta qué punto existe una injerencia real tanto de China como de Rusia, que son los dos principales países a los que algunos Altos Comisionados de la Unión Europea han apuntado en sus últimas declaraciones.

Así, la titular de valores y transparencia, Věra Jourová, llegó a calificar esta injerencia como de una seria amenaza para "la salud de nuestras democracias". Josep Borrell por su parte, responsable de exteriores, también apuntó a esos dos países al decir que "los actores extranjeros y ciertos terceros países, en particular Rusia y China, se han involucrado en operaciones de influencia dirigidas y campañas de desinformación en la UE".

Como muestra un botón: campañas de desinformación llevadas a cabo en los últimos meses y dirigidas a convencer a la opinión pública de Alemania sobre la no conveniencia de vacunarse, consiguieron aumentar en un 20% el porcentaje de alemanes que apoyaban este tipo de prácticas. Informaciones que, como podéis imaginar, relacionan con una injerencia directa de esos dos países.

Normas
Entra en El País para participar