Twitter bloquea todo el contenido engañoso sobre la Covid-19, ¿sabes cómo?

Twitter bloquea todo el contenido engañoso sobre la Covid-19, ¿sabes cómo?

Desde hace unas horas, el bloqueo es efectivo.

Las redes sociales están teniendo un papel importante durante esta crisis del coronavirus ya que, por sus páginas, circulan a diario cientos de millones de mensajes que, en muchas ocasiones, no son precisamente una fuente fiable de información sobre la enfermedad que provoca la Covid-19, lo que genera ansiedad e incertidumbre en muchos ciudadanos cuando no hay detrás una institución sanitaria o científica que lo avale.

Ahora ha sido Twitter la que ha dado un paso al frente para cortar de raíz cualquier información sobre la enfermedad y la pandemia que no se ajuste a lo que afirman los principales expertos en salud del mundo, que reconocen abiertamente que con cada jornada que pasa van aprendiendo nuevas características del virus.

Adiós a los bulos sobre la enfermedad

Hay que decir que, tal y como informa Twitter en su blog oficial, esta nueva herramienta que bloquea la información que consideran engañosa se ha puesto en marcha a nivel global, y con ella pretenden "limitar la difusión de contenido potencialmente dañino y engañoso. A partir de hoy, presentaremos nuevas etiquetas y mensajes de advertencia que proporcionarán contexto e información adicional sobre algunos Tweets que contienen información disputada o engañosa relacionada con la COVID-19".

De esta manera, es muy probable que podáis ver mensajes como el que tenéis justo debajo (a la derecha), donde aparece el aviso de que "parte o todo el contenido compartido en este tweet entra en conflicto con la orientación de los expertos en salud pública con respecto al Covid-19". Es decir, que nada que no esté avalado por científicos y médicos se permitirá en la red social.

Twitter bloquea el contenido engañoso sobre la Covid-19.
Twitter bloquea el contenido engañoso sobre la Covid-19.

Además de estos avisos sobre mensajes concretos, se añaden nuevas etiquetas para indicar a los usuarios que están ante "una página seleccionada por Twitter, o a una fuente externa confiable que contiene información adicional sobre los reclamos realizados en el Tweet". De esta forma podemos hacernos una idea del nivel de fiabilidad de cada información respecto de lo que advierten las autoridades de la salud pública.

Para llevar a cabo esa diferenciación de contenidos, Twitter ha ideado tres categorías donde se van a situar cada uno de los mensajes que analicen. Por un lado las informaciones engañosas, que serán aquellas "declaraciones o afirmaciones que han sido confirmadas como falsas o engañosas por expertos en la materia, como las autoridades de salud pública"; una segunda que definen como de 'reclamos de disputa', para esas "declaraciones o afirmaciones en las que la exactitud, veracidad o credibilidad del reclamo es impugnada o desconocida"; y por último las no verificadas, que son datos o informaciones "que no están confirmadas en el momento en que se comparten".

Ni qué decir tiene que esta decisión se ha llevado a cabo a nivel global y que no será una cuestión que se limite exclusivamente a España, Europa o cualquier otro continente. 

Normas
Entra en El País para participar