Ligero repunte en el número de muertos hasta los 185 en las últimas 24 horas

El Ministerio de Sanidad suma en 867 los nuevos positivos, un incremento del 0,4% respecto al día anterior

Fernando Simón.
Fernando Simón. EFE

Como viene siendo habitual, los datos del martes han registrado un ligero repunte en el número de muertos y de positivos debido a los retrasos en la notificación durante los días festivos. En las últimas 24 horas, se han notificado 185 fallecidos, 21 más que el día anterior y 867 nuevos infectados por el Covid-19. Es el tercer día consecutivo con menos de 200 víctimas mortales, a pesar del "efecto fin de semana".

La Comunidad de Madrid, que el lunes registró un solo nuevo positivo, este martes asciende sus infectados a 143. "Madrid está corrigiendo las series por retrasos en la notificación, se corrige la serie día a día, los datos de hoy son más cercanos a la realidad que los de ayer, es un problema del tiempo que pasa entre el momento de inicio de síntomas, el diagnóstico y la notificación, todo este proceso puede suponer ciertos retrasos", ha explicado el coordinador de la emergencia sanitaria, Fernando Simón. El doctor ha añadido que a todas estas dificultades hay que sumar los tres días festivos que implican que las variaciones han podido ser más importantes. En todo caso, el experto ha pedido no dar mayor importancia en la discrepancia de los datos. 

Cataluña acumula casi la mitad de los 867 nuevos contagios y la razón, según Simón, es parecida a lo que ocurre con los datos de la capital: los retrasos en la notificación. Asturias, Baleares, Cantabria, Extremadura y Murcia, además de Ceuta y Melilla son las provincias que han notificado menos de cinco nuevos positivos. Los nuevos hospitalizados también han aumentado respecto al día anterior, hasta los 720, casi la mitad de ellos se han concentrado en Cataluña. Canarias, Cantabria, Murcia, Navarra y La Rioja, además de Ceuta y Melilla, tienen menos de cinco nuevos hospitalizados. En cuanto a la ocupación en las camas de UCI, un criterio importante para valorar el paso a la siguiente fase de la desescalada, también ha experimentado un ligero repunte. Este martes se han notificado 37 nuevos ingresos en cuidados intensivos, la mayoría en la Comunidad de Madrid y Cataluña. Siete regiones no han ingresado ningún paciente en sus UCI.

En total, han muerto 25.613 personas, hay 219.329 casos positivos y 123.486 recuperados, lo que representa más de la mitad de las personas enfermas. Este martes, además, se han dado 2.143 altas, un 1,8% más que el día anterior.

"Ya no tenemos muchas dudas en las tendencias. Cada vez el número de personas que han superado la infección son más importantes. Son cifras favorables, estamos en muy buena posición para la transición, nos da confianza de que cada vez más territorios pueden pasar de fase, pero hay que ser cuidadosos", ha indicado Simón.

Los profesionales sanitarios infectados han aumentado un casi 40% en dos semanas, este martes hay 43.956 casos positivos. Según los datos del Ministerio de Sanidad, los sanitarios acaparan los nuevos positivos que se registran diariamente aunque la mayoría de ellos ya están reincorporados en sus puestos de trabajo. "Pese a la gran incidencia sobre nuestros profesionales sanitarios, sabemos que su enfermedad ha sido menos grave que la de la población general", ha indicado el doctor.

Según ha explicado Simón, los casos positivos en sanitarios no son homogéneos entre las comunidades autónomas. "En dos hospitales, en Madrid y en Cataluña, se han encontrado incidencias del 11% de profesionales sanitarios afectados. En otras comunidades, el porcentaje es del 3%". Además, el desarrollo de la enfermedad en estos profesionales esenciales se asemejan a los de la población más joven. "El número de mujeres [infectadas] es superior a la población general, la edad media es más baja, tienen una tasa de hospitalización menor y menos síntomas, la admisión en UCI también es menor y también tienen una letalidad menor".

Simón ha indicado que la información que requieren los técnicos en la recién estrenada fase 0 de la desescalada es diferente a la que la que requerían al principio de la pandemia, cuando los casos diarios eran mucho mayores. "Ahora queremos mucha más precocidad para detectar los positivos porque el objetivo es detectar la enfermedad en 24-48 horas". Además, ha argumentado que los centros de salud son los que van a tener que hacer el mayor esfuerzo. "Las comunidades tienen que reforzar sus servicios de atención primaria, que en las siguientes fases tomarán un papel predominante, cuando antes el papel más visible era el de la atención hospitalaria", ha explicado.

El plan de desescalada hacia la nueva normalidad, establece que el próximo lunes día 11 de mayo las comunidades autónomas pasarán a la fase 1, que permitirá nuevos alivios para la población. “Llevamos una semana discutiendo los mecanismos de vigilancia que tenemos que establecer en un momento en el que la transmisión esté cercana a 0. Creo que vamos a conseguir un sistema muy reactivo que nos permita reaccionar rápido ante cualquier riesgo de rebrote. Esto se va a empezar a aplicar, en principio, desde el día 11 aunque ya hay algunas regiones que lo están implementando desde ya. Adaptar estructuras sanitarias lleva tiempo”, ha advertido Simón.

En el mundo, hay cerca de 3,6 personas diagnosticadas con el Covid-19, han muerto más de 250.000 pacientes y se han recuperado ya cerca de 1,2 millones de ciudadanos. EE UU concentra la mayoría de los casos positivos del mundo, 1,2 millones de personas. Tras su estela, aunque de lejos, le siguen España, Italia y Reino Unido.

Normas
Entra en El País para participar