Resultados

Ibercaja gana un 40,3% menos en el primer trimestre tras provisionar 34 millones por el Covid-19

La entidad obtuvo un beneficio neto de 33,9 millones de euros

Imagen de una sucursal de Ibercaja.
Imagen de una sucursal de Ibercaja.

Ibercaja obtuvo un beneficio neto de 33,9 millones de euros en el primer trimestre de 2020, lo que supone una caída interanual del 40,3% tras destinar 34 millones a dotaciones frente a los posibles efectos de la crisis provocada por la Covid-19.

Según detalló el banco este martes, la actividad comercial del trimestre hasta el inicio de la crisis "ha mantenido el vigor de los periodos anteriores", aunque se vio afectado en los últimos días por el confinamiento para encarar la pandemia.

El volumen del activo total gestionado bajó un 6,5% y se situó en 51.822 millones, con un descenso del 2,7% en los recursos de clientes, hasta los 58.994 millones, propiciado por el mal comportamiento de los mercados tras declararse la pandemia.

Sin dicho 'efecto mercado', el saldo en recursos gestionados crecería en 300 millones de euros. Por tipo de negocio, los recursos de clientes que Ibercaja llama 'core' aumentaron un 0,2% y cayeron un 6,1% aquellos otros vinculados a gestión de activos y seguros de vida.

En créditos, el total del saldo bruto se redujo a su vez un 0,6%, hasta los 32.372 millones, si bien la nueva producción subió un 0,8% interanual. En el mes estando de abril las nuevas formalizaciones se han disparado y multiplicado por 2,3 veces el promedio mensual del primer trimestre, alcanzando los 805 millones de euros.

Son efecto tanto de su política comercial como de las líneas de financiación especiales abiertas para ayudar a empresas, autónomos y pymes para no tener tensiones de liquidez por la Covid-19.

Con cargo a la línea especial de financiación con aval del Estado y gestionada por el ICO, Ibercaja ha recibido más de 9.750 solicitudes por importe superior a 1.200 millones y que supera el cupo asignado a la entidad.

Respecto a otras medidas puestas en marcha para ayudar a clientes frente a los apuros ocasionados por la crisis, indicó que hasta el pasado 30 de abril había gestionado más de 6.200 solicitudes de moratoria hipotecaria por valor de 547 millones de euros y eso equivale a un 2,8% de la cartera hipotecaria. En el resto de préstamos a particulares ha recibido otras 100 solicitudes de moratorias en tres días.

En cuanto a la cuenta, su margen de intereses se redujo un 4,5% y la recaudación por comisiones aumentó un 1,1%, hasta los 94,8 millone de euros. Así, los ingresos recurrentes o suma de ambas rúbricas, ascendieron a 228,4 millones, con un descenso interanual del 2,3%.

Por su parte los costes de explotación cayeron un 4,1% interanual, de forma que el resultado recurrente antes de saneamientos se cifra en 87,9 millones, un 0,8% superior al registrado en igual periodo del pasado año.

Las provisiones totales netas del trimestre fueron de 50,3 millones de euros, siendo 34 millones de ellas un anticipo frente a potenciales deterioros por la crisis de la Covid-19.

En cuanto a la calidad del balance, los activos problemáticos brutos (créditos dudosos y adjudicados) descendieron en 38 millones de euros entre enero y marzo, es decir, un 2% en el trimestre, hasta el 5,7%. Su ratio de morosidad se redujo a su vez al 3,9%.

El ratio de capital CET1 Fully Loaded se ubicó en el 11,24% y el de capital total Fully Loaded en el 15,42%. En cuanto a la liquidez, sus activos líquidos suponen un 22,3% del activo total y cuenta con un ratio LCR del 326%.

Normas
Entra en El País para participar