La crisis del coronavirus también afectará al desarrollo de Google Chrome

La crisis del coronavirus también afectará al desarrollo de Google Chrome

El navegador va a sufrir una interrupción en sus versiones.

La crisis del coronavirus sigue su curso y en España vamos camino de cumplir las dos semanas de confinamiento absoluto, lo que ha provocado que muchas empresas hayan enviado a sus empleados a trabajar en casa lo que podría suponer retrasos en su producción, o en los plazos estimados de entrega de proyectos. Y como podéis imaginar, Google no es una excepción y le ocurre prácticamente lo mismo.

Así que como ya ha anunciado HBO con los doblajes (que mientras dure la crisis no podrá hacerlos en sus series y películas), a Google se le ha parado el calendario previsto de actualizaciones de Chrome y ha tomado una decisión que nos podría parecer drástica, pero que tiene su punto de lógica en un mercado tan cambiante como el que vivimos.

No habrá versión 82 del navegador

La decisión que han tomado los de Mountain View es muy sencilla: van a pasar de la versión 81 a la 83 directamente, dejando a un lado la 82 de tal modo que así podrán mantener los plazos previstos en los próximos meses y esperando que los nuevos horarios de trabajo y limitaciones que se han impuesto desde la compañía ayuden a contener la propagación del coronavirus.

Información sobre Google Chrome.
Información sobre Google Chrome.

De todas formas, ahora mismo la release más reciente que tenemos en nuestros dispositivos es la 80.0.3987.149 y está por ver que la beta que ya se ha publicado de la 81 acabe por convertirse en estable, toda vez que las restricciones de movimiento en EE.UU., y más concretamente en California, llevan ya días en vigor. De ahí que los reportes indiquen que Google dejará tal cual está esa versión y pasará automáticamente a la 83 que, cuando pase esta crisis, será sobre la que trabajen para publicar una versión oficial.

¿Eso significa que todas las novedades que estaban previstas para la versión 82 se dejarán de un lado? No, las mismas fuentes apuntan a que las novedades que debía traer la versión 81 correrán turno y podrían fusionarse con las previstas en la, ahora, desaparecida 82 para dar a luz una versión más importante y con muchos cambios que será la 83.

Eso sí, no sabemos si los de Mountain View reconsiderarán esta decisión o querrán dejar ese hueco ahí en la numeración para recordarse lo ocurrido en estos primeros meses del año. De lo que no hay duda es de que por pequeño que sea el detalle, siempre hay terrenos en los que una crisis como la del coronavirus afecta y que hace apenas unas semanas no imaginábamos que pudiera ocurrir así.

Normas
Entra en El País para participar