eSim: la mejor protección contra robos no sirve por culpa de Apple

eSim: la mejor protección contra robos no sirve por culpa de Apple

Un pequeño cambio cambiaría las cosas.

Cuando nos roban o perdemos un iPhone, un iPad o cualquier otro dispositivo que tenga conectividad de datos, la mejor forma que tienen los ladrones de evitar que sepamos dónde están es quitándoles la tarjeta SIM que lleva la información de nuestro número de teléfono. A partir de ese momento, no existe forma de que el dispositivo se conecte a internet y pueda darnos su ubicación exacta.

Es por eso que cuando llegó la tecnología eSIM muchos se alegraron porque no se trataba de una tarjeta física de las de siempre, sino de un chip dentro del teléfono que se activa en la red de un operador y tiene su mismo uso, solo que no es extraíble. Así que con ella funcionando dentro de un iPhone, ¿cómo podrían los ladrones apagar esa conexión a una red 4G?

Sobre el papel las eSIM son perfectas porque no pueden eliminarse del smartphone sin acceder a su menú de ajustes, por lo que se mantienen activas mientras el dispositivo está encendido. De esa manera, y una vez que nos lo han robado, sería posible comunicarnos con él, bien para lanzar una alerta, bien para borrarlo de forma remota y evitar que accedan a lo que tenemos en él, o bien para recibir la ubicación GPS exacta de dónde podrían estar los presuntos ladrones.

La torpeza de Apple

Pero claro, nadie esperaba que el único fallo de este plan perfecto fuera a llegar de la mano de Apple, que se ha dejado olvidada una opción en el peor lugar imaginable y que permite a los ladrones apagar la eSIM (con el teléfono bloqueado) como si fuera una SIM que sacan de su bandeja. ¿Es posible que los de Cupertino no hayan caído todavía en semejante error?

Ajustes de eSim (i) y panel de control con iPhone bloqueado (d).
Ajustes de eSim (i) y panel de control con iPhone bloqueado (d).

El caso es que si instalas una eSIM en tu iPhone compatible, mientras el terminal está bloqueado no podrás acceder a la información de los datos móviles en el menú de ajustes para eliminarla, pero sí deslizar el panel de control hacia abajo (como podéis ver en las capturas), desde la parte superior de la pantalla, para ver los principales controles de brillo, sonido, modo no molestar, duplicación de la pantalla, linterna, calculadora y... bien bonito en verde, el botón que desactiva la red de datos.

¿No es genial? El ladrón, sin desbloquear el móvil, puede activar el modo avión y evitar que la conexión de datos de la eSIM delate su posición a través de la aplicación Buscar. Señores de Apple, no sabemos si habrán caído en la cuenta, pero quiten de ahí ese botón cuando el teléfono esté bloqueado porque, a lo mejor, sería mucho más sencillo, entre otras cosas, localizar a los amigos de lo ajeno.

Normas
Entra en El País para participar