El FBI confirma que tu Smart TV no es segura, ¿por qué?

El FBI confirma que tu Smart TV no es segura, ¿por qué?

Espionaje y control.

Varias empresas dedicadas a la seguridad informática habían emitido comunicados avisando del riesgo que suponía en muchos casos comprar una Smart TV económica. Estas televisiones inteligentes no siempre cumplen con la seguridad y protección que un dispositivo como es estos deberán cumplir.

Ahora el propio FBI ha emitido un comunicado alertando de la situación, avisando de que tras el gran número de ventas efectuadas en el periodo de Black Friday y con la llegada del periodo navideño, los riesgos siguen aumentando. En muchas situaciones, comprar más barato, nos puede acabar saliendo caro.

¿Cuál es el riesgo de estas Smart TV?

Las Smart TV están conectadas a internet, esto es lo que les da la posibilidad al igual que a nuestros ordenadores o teléfonos móviles de ser controladas. Aunque apoyándonos en grandes empresas tecnológicas, con sistemas de seguridad bien desarrollados no tenemos porqué temer nada.

El FBI confirma que tu Smart TV no es segura, ¿por qué?

El problema radica en la gran cantidad de marcas que no toman todas las medidas de seguridad adecuadas y provoca que los hackers consigan acceder a nuestros televisores inteligentes de una forma relativamente sencilla. Las cámaras que integran estas Smart TV son muy útiles para realizar videollamadas o incluso con los micrófonos para controlarla con un asistente, pero esto puede volverse en nuestra contra.

Se han dado casos en los que estos dispositivos, han sido controlados por hackers, burlando nuestra privacidad y poniéndonos en riesgo. Esto es lo que ha llevado al FBI a intervenir y alertar del peligro que puede conllevar comprar una televisión inteligente demasiado económica.

Consejos para mantenernos a salvo

En el propio comunicado podemos encontrarnos con una serie de recomendaciones desarrolladas por el FBI para intentar evitar que más usuarios se vean afectados de una forma u otra por estas Smart TV económicas sin la seguridad necesaria.

  • Conoce las capacidades de tu televisor inteligente, utilizando el buscador para dar con testimonios de otros usuarios que puedan haberse visto afectados. Para ello utiliza el número de modelo junto a “cámara”, “micrófono” o “privacidad”.

  • Conoce la configuración de tu Smart TV, cambia contraseñas e investiga, para intentar cerrar todas las entradas posibles a los hackers. Desactiva cámaras y micrófonos, de lo contrario podrías verse afectado.

  • Al igual que ocurre en los ordenadores con cámara integrada, puedes utilizar un trozo de cinta para tapar la cámara si no es algo que vayas a utilizar usualmente.

  • Actualiza tu Smart TV y comprueba progresivamente novedades del modelo.

  • Comprueba la política de privacidad del fabricante y de los servicios que utiliza la Smart TV. Conoce si recopilan datos personales, cómo los almacena y para qué se utilizan.

Normas