Un lanzallamas para drones a buen precio, ¿qué podría salir mal?

Un lanzallamas para drones a buen precio, ¿qué podría salir mal?

Ni se os ocurra encender una barbacoa con él.

Siempre se ha hablado de lo peligroso que sería que a alguien le diera por montar un arma en un dron y en EE.UU. algún joven coqueteó en el pasado con un plan parecido. De momento no tenemos que lamentar ninguna catástrofe asociada a una ocurrencia parecida y lo más peligroso que veremos, de momento, es este accesorio para drones que lo convierte en un lanzallamas volador.

Pensaréis que quién necesita un aparato así, pero en el ámbito profesional son muchos los trabajos que requieren del fuego en su día a día. Y si eso te permite acercarte hasta el objetivo sin correr peligro y limpiar la zona con un buen chorro de plasma, pues mejor que mejor.

Control de plagas y limpieza

Este accesorio TF-19 Flamethrower se puede montar en un dron y viene a costar unos 1.500 dólares (1.300 euros al cambio). Como podéis ver en el vídeo, el operario que lo pilota se encarga de llenar de combustible su depósito antes de echar a volar (tiene una capacidad de 3,75 litros, unos 100 segundos de llamas) y al margen de su evidente robustez, este TF-19 aguanta volar en situaciones de mucho calor y frío. Si habláramos de un móvil, diríamos que está rugerizado.

El dron TF-19 limpiando un árbol con una colmena de abispas.
El dron TF-19 limpiando un árbol con una colmena de abispas.

¿Qué usos tiene? Pues en China vuelan con ellos para limpiar las líneas eléctricas y, en este caso, nos venden el accesorio para drones como una herramienta de control de plagas. Por ejemplo, para acabar con colmenas de abispas en árboles. De momento, olvidaos de intentar encender la barbacoa con él.

Normas