Las fotos y vídeos que recibes en WhatsApp no están seguras, ¿por qué?

Las fotos y vídeos que recibes en WhatsApp no están seguras, ¿por qué?

Un estudio destaca dónde son vulnerables los documentos que enviamos.

La seguridad es un problema que nos afecta a todos y en los últimos años hemos visto cómo aplicaciones de mensajería como WhatsApp o Telegram potenciaban todas sus opciones de encriptación punto a punto. Todo, con el único objetivo de que nadie pueda meter la nariz en nuestras conversaciones.

Eso, que es algo en lo que todos confiamos, acaba por convertirse en realidad cuando empresas de seguridad se toman la molestia de comprobar que esto es así. Y Simantec, conocida por desarrollar antivirus desde hace décadas, ha terminado un estudio donde nos señala cuáles son los puntos críticos en los que nuestros datos están en serio peligro.

Dentro y fuera de WhatsApp y Telegram

Básicamente el informe dice que mientras circulan por los servidores de las empresas de las apps de mensajería nuestras fotos y vídeos están seguros. Sin embargo estos dejan de estarlo cuando se almacenan en nuestro teléfono. Obviamente, para que WhatsApp o Telegram puedan utilizarse sin problemas con el OS y otras apps, deben usar el sistema de archivos del smartphone (iOS o Android). Y es ahí donde está el problema.

Las fotos y vídeos que recibes en WhatsApp no están seguras, ¿por qué?

Las imágenes y vídeos que llegan a las apps de mensajería pueden acabar en la galería de fotos del teléfono y es ahí donde los hackers podrían atacar para cotillear lo que nos llega, o modificar lo que vayamos a enviar. Incluso, en ese reporte se habla de que los ciberdelincuentes podrían coger una imagen recién recibida y modificarla antes de que la leamos.

¿Cómo podemos evitar parte de estos problemas? Pues desactivando la opción que permite que las fotos y vídeos que nos mandan acaben en la galería del smartphone. Pero decimos en parte porque las que podemos enviar, que las cogemos también carrete, están igual de expuestas que las que acaban allí desde WhatsApp y Telegram.

En definitiva, mientras las fotos y vídeos van y vienen por los chats de WhatsApp y Telegram su seguridad está garantizada gracias al cifrado de punto a punto. Pero ya sea antes de enviarlas, o después de recibirlas, todas las amenazas se ciernen sobre el sistema de archivos del OS del terminal. Y aquí, lo único que podemos hacer es recordar, en el caso de Android, una regla básica: no instalar software de fuentes desconocidas.

Ante la duda, tanto en iOS como en Android, es recomendable desactivar la opción de guardar el contenido multimedia que nos llegue en la galería del teléfono. Así, mitigaremos bastante los riesgos.

Normas