Sonny, el bidé portátil con batería que se carga con el USB

Sonny, el bidé portátil con batería que se carga con el USB

Se trata de un dispositivo que quiere terminar con el papel higiénico.

Sentimos mucho si con esta noticia nos metemos en un terreno eminentemente escatológico pero lo cierto es que este aparato que os enseñamos tiene la labor que tiene. Que no es otra que intentar hacernos olvidar el papel higiénico (y sobre todo las toallitas) cada vez que vamos al baño con el objetivo de lograr un mundo más ecológico y sostenible.

A Sonny le llaman el bidé portátil pero en realidad es un sistema de higiene personal que podremos tener en casa para limpiarnos las zonas íntimas cuando vamos al baño. Y para llevar a cabo su tarea recurre a un chorro de agua a alta presión que deja impolutas las zonas afectadas.

Carga por USB y compartido

Sonny está ahora mismo en proceso de crowdfunding y podemos adquirirlo por cerca de 80 euros a través de la plataforma de Indiegogo. El dispositivo lleva una plataforma que carga a través de USB una batería que, según el fabricante, nos garantiza tres semanas de autonomía. Aún así, lo más divertido de todo es que podremos instalarlo en un lugar accesible de la casa para que quienes lo necesiten lo puedan coger y transportarlo disimuladamente.

Sonny, el bidé que quiere terminar con el papel higiénico.
Sonny, el bidé que quiere terminar con el papel higiénico.

Este aparato cuenta con un depósito de 500ml. que tendremos que recargar cada cierto número de usos, lógicamente. En los vídeos que la empresa utiliza para promocionar este Sonny colocan uno de estos por baño, por lo que al gasto que antes os comentamos habría que añadirle una segunda (o tercera) unidad. Como ocurre muchas veces en la teletienda, ¡estamos de enhorabuena!, porque al estar Sonny en proceso de lanzamiento hay ofertas de 2x1 que nos dejan dos unidades por algo menos de los 135 euros.

Además, por el diseño que tiene podremos llevarnos de viaje este invento y mantener la costumbre familiar de ir al baño con él en cualquier parte del mundo. Hay que recordar que en los últimos años las toallitas higiénicas que utilizamos para WC están provocando un enorme destrozo ecológico y económico, y soluciones como están vendrían a aliviar esos atascos gigantescos en tuberías o, pero aún, los daños que provocan en estaciones de bombeo, depuradoras, etc. Así que no está de más que nos planteemos si es la hora de cambiar el paradigma del papel higiénico y las toallitas en el baño para sustituirlas por agua. A presión, pero agua al fin y al cabo.

Normas