Fi, así es la "Mi Band" para tu perro

Fi, así es la "Mi Band" para tu perro

Se trata de un collar inteligente que monitoriza toda su actividad.

Es de lógica pensar que si para nosotros, los humanos, las pulseras de actividad o los relojes inteligentes nos ayudan a saber cuán de saludable es nuestra vida, algo parecido podría aplicarse a nuestras mascotas. Perros en este caso, que son el público objetivo al que los creadores de Fi, el collar inteligente, han querido dirigirse.

Este dispositivo, que se puede comprar online, es el sustituto natural del collar de toda la vida ya que permite tener un control total sobre lo que hace nuestro perro. No solo en lo que a actividad se refiere, sino también a dónde está en cada momento o si los objetivos de ejercicio marcados se han cumplido.

Un collar conectado al móvil

Este Fi es, como os decimos, un collar inteligente que se gestiona por completo a través de una aplicación de nuestro móvil. El precio al que podéis comprar el dispositivo ronda los 130 euros y, eso sí, viene con una carga (inesperada) extra que es una tarifa plana anual que nos permite acceder a todas las funcionalidades completas y que nos sale por unos 90 euros. Demasiado, seguramente.

Estas "funcionalidades completas" son todo el pack de seguimiento de nuestro perro así como los informes de todos los datos que genera a través de Fi. Una vez que tenemos el collar enlazado a nuestro móvil podremos consultar cuál es la actividad de nuestro perro en tiempo real. Esencialmente el número de pasos que da, la distancia que ha recorrido y un mapa con el trazado de la ruta que ha seguido (que siendo un perro os podéis imaginar lo anárquica que será).

Aplicación Fi de seguimiento de nuestro perro.
Aplicación Fi de seguimiento de nuestro perro.

Decir que por defecto la app fija como objetivo diario que nuestro animal dé 10.000 pasos, cantidad que dependiendo de la raza debe variar, por lo que es recomendable modificarla cuando instalemos el collar y en función siempre de cómo sea nuestra mascota.

Hay que decir que si estáis familiarizados con el uso de una pulsera de actividad, este Fi se comporta de la misma manera por lo que no tendréis problema en exprimirla al 100% desde el primer día. Otra cosa es que os preguntéis si es necesario tener controlada a vuestra mascota en esos dos o tres paseos que dais al día, o si toda la información que recibís del collar es relevante para darle una mejor calidad de vida. Si todas las respuestas son sí, entonces no hay nada más que hablar.

Normas