El nuevo smartwatch de Samsung competirá con el Apple Watch con esta interesante función

El nuevo smartwatch de Samsung competirá con el Apple Watch con esta interesante función

Los coreanos seguirían, así, la estrategia de Apple con su Watch.

Como os hemos comentado otras veces aquí, Apple entendió realmente cuál era la utilidad de su Watch cuando se centró en cuestiones de salud. Eso de conocer cuántos kilómetros hemos recorrido y las calorías que hemos quemado está muy bien, pero más importancia tiene que el wearable que llevamos en la muñeca sea capaz de avisarnos si ve algo raro en nuestro ritmo cardíaco.

Samsung, desde que lanzara su primer Gear en 2013, centró sus esfuerzos en el ejercicio físico y la vida sana, olvidando que la preocupación por la salud es más prioritaria. No está de más que un reloj controle nuestra actividad diaria, pero es más importante que sea capaz de prevenir problemas más graves. ¿O acaso no habéis leído noticias del tipo "un Apple Watch salva la vida a un hombre..."? Es imposible imaginar una mejor publicidad.

Salud, divino tesoro

Así que Samsung ha comprendido que ese camino que ha tomado Apple parece ser el correcto o, cuando menos, el que más clientes le va a granjear. Y si a eso sumamos que la última generación del Apple Watch es capaz de hacer electrocardiogramas en 30 segundos, pues está todo dicho.

Según informa SamMobile de fuentes internas de la compañía, el próximo Galaxy Watch Active 2 que podría presentar en breve llegará al mercado con algunas de las funciones dedicadas exclusivamente a la prevención de nuestra salud, y que ya tiene el Apple Watch Series 4 que salió al mercado el año pasado.

Electrocardiogramas en Apple Watch.
Electrocardiogramas en Apple Watch.

Concretamente tres, la posibilidad de hacer electrocardiogramas, el análisis de patrones cardíacos que detecten anomalías (fibrilaciones auriculares, etc.) y el sistema de detección de caídas que permite al reloj, si la persona no responde en 60 segundos, llamar al servicio de emergencias y dar la voz de alarma.

Como veis, movimientos lógicos que siguen la estela de lo que Apple ha podido verificar en los últimos años: que cuando se trata de prevenir problemas de salud cualquier dispositivo es bienvenido y comienza a tomar sentido. Cosa que no ocurrió con las tres primeras generaciones (Series 0, 1 y 2) del wearable de Apple.

Y es que, muchas veces, tan importante como saber qué quiere fabricar una marca (como Samsung) está el conocer para qué quieren exactamente usar algo nuestro clientes. Y en este punto, parece claro que los relojes inteligentes han llegado para quedarse... y cuidar de nuestra salud.

Normas