Muchos negocios que se anuncian en Google Maps no existen
AFP

Muchos negocios que se anuncian en Google Maps no existen

Una investigación periodística así lo revela.

Quien más, quien menos ha usado Google Maps alguna vez para buscar un negocio de lo que sea. Bien para acabar llegando hasta él con una ruta en coche, bien para encontrar a un profesional que nos arregle una tubería o nos pinte las paredes. Que nunca se sabe.

Pero ahora, una investigación del WSJ ha publicado una información en la que viene a decirnos que tengamos mucho cuidado con lo que buscamos en Google Maps porque es muy posible que, en un porcentaje muy significativo de las ocasiones, no se trate de un negocio real.

¿Por qué anunciar un negocio que no existe?

Lo que ha revelado esa investigación periodística es que existe un mercado de creación de estos negocios ficticios por parte de empresas que los incorporan al directorio de Google Maps para, después, vender esos datos a otras compañías con la promesa de que llegarán a un número mayor de clientes en sus campañas online dentro del buscador.

Además de esas prácticas, hay quien crea negocios que no existen para crearse un portfolio de clientes y después vendérselos a otras empresas que sí tienen actividad o, en los menos casos, estafas que ofrecen servicios que más tarde no se dan tras haber pagado por ellos.

Google, obviamente, no ha dejado pasar la ocasión de rebatir esa información y afirma que la mayoría de los negocios que se publicitan en su servicio son reales y fiables aunque, como es lógico, no puede asegurar que se produzcan casos en los que hay un interés por estafar o engañar.

Muchos negocios que se anuncian en Google Maps no existen

Millones de negocios inventados

Aunque penséis que no deben ser muchas las empresas ficticias dentro de Maps, la información del WSJ habla de hasta 11 millones, cifra que va aumentando mes a mes en varias decenas de miles y que podría estar avalada por estudios de la propia Google, donde se habla de que un 0,5% del total son, efectivamente, negocios que no existen. Imaginad a cuánto puede ascender esa cifra, por pequeña que pueda parecernos.

Sea como fuere, en estos casos lo mejor es verificar siempre que los negocios de los que requerimos algún servicio son de verdad. Y eso es tan sencillo como llamar a un teléfono y acudir al local físico para que no haya dudas. Otra cosa son aquellas empresas que ofrecen servicios online donde no es necesario el contacto cara a cara. Para estas ocasiones, nada mejor que guiarse por las opiniones de los clientes que ya hayan solicitado algún trabajo... si es que los hay.

Normas