¿Llegará el iPhone 11 con un conector USB-C? Estas son todas sus ventajas Ampliar foto
AFP

¿Llegará el iPhone 11 con un conector USB-C? Estas son todas sus ventajas

El nuevo iPhone sería un móvil "más profesional"

Para los que llevan muchos años viviendo alrededor del ecosistema Apple, sabrán lo difícil que es ver a los de Cupertino modificar alguno de los estándares que utilizan en sus dispositivos, máxime cuando se trata de uno propietario como es el Lightning, que vienen utilizando desde 2012 con la llegada del iPad 4 y el iPhone 5.

El año pasado ya vimos cómo Apple daba su brazo a torcer e incluía en sus iPad Pro (2018) los nuevos conectores USB-C, que son los mismos que llevan la mayoría de smartphones y tablets Android, con el objetivo de convertir su tablet tope de gama en un dispositivo "más profesional". Decisión esta que, trasladada al terreno de los nuevos iPhone 11 que llegarán en septiembre de este año, pueden hacer temblar los muros de los fans de ese Olimpo tecnológico que preside Tim Cook.

El caso es que tras la conferencia de la WWDC 2019 celebrada la semana pasada, donde lo norteamericanos presentaron algunas de las características nuevas de iOS 13, hay evidencias de que los futuros smartphones de Apple podrían cambiar su ya mítico conector Lightning por otro USB-C. Así lo podíamos ver a través de las imágenes que se publicaban en redes sociales (tuit inferior) donde aparecía un nuevo "layout" donde no solo desaparecía el logo de iTunes en caso de recuperación del terminal, sino que el dibujo del cable de conexión daba toda la impresión de parecerse al de un USB-C.

Sea como fuere, y mientras llegan nuevas evidencias de que esto será así, os vamos a contar qué ventajas nos traería que el iPhone 11 lleve este nuevo conector, que es el estándar adoptado por la industria y que hasta la UE quiere imponer que se utilice de forma obligada por todas las marcas. Vamos allá.

Más opciones de conectividad

Un iPhone con conector USB-C traería, de primeras, una gran ventaja: que podríamos utilizar los cargadores de otros dispositivos con nuestro smartphone sin tener que recurrir a los accesorios originales de Apple que, entre otras cosas, suelen ser bastante más caros que los de otros fabricantes de ordenadores, tablets, móviles y hasta consolas (Nintendo Switch).

Por otro lado, si nos ceñimos en la parte de la conectividad, existen multitud de posibilidades que nos permitirían enviar, más fácilmente, la señal de audio/vídeo de nuestro terminal a través del USB-C: por ejemplo, para conectar una TV/monitor a través de un HDMI.

Pero sin duda, en el aspecto donde más ganaríamos es en el de la posibilidad de conectar cámaras de fotos, o vídeo, directamente a nuestro móvil para copiar y compartir nuestro trabajo si manejamos habitualmente este tipo de contenidos. Solo tendríamos que insertar el cable al teléfono, elegir qué imágenes queremos copiar y enviarlas a través de los innumerables canales (email, redes sociales, cloud, etc.) que hay disponibles dentro del móvil. Además, recordad que el estándar de transferencia del USB-C (el 3.1) es de 10Gbps.

Además de todo lo anterior, está por ver que iOS 13 herede alguna que otra opción del nuevo iPadOS de tal forma que podamos utilizar unidades USB (con conectores tipo C) para guardar y compartir información con otros móviles, tablets, videoconsolas y ordenadores.

Normas