Manda mensajes por toda la casa con el asistente de Google

Usa tus Google Home como un sistema de megafonía familiar

Manda mensajes por toda la casa con el asistente de Google

Mientras en casa somos una o dos personas y no hay muchos metros de distancia la cosa se puede llevar bien y no será necesario echar mano de tus Google Home para anunciar cualquier cosa. Pero si donde vives cuenta con varias plantas, o muchos metros, o tus hijos son de los que escuchan música a todo volumen, o ven películas con los auriculares puestos, entonces sí que debes plantearte instalar una red de asistentes virtuales que te arreglen el problema.

Una de las mejores opciones que tiene Google Home es la capacidad de comunicarse con otros dispositivos que estén configurados dentro de la misma red local de nuestra casa. Y será precisamente por ahí, por donde podremos convertir estos dispositivos en una eficiente manera de anunciar todo tipo de mensajes.

Todos los Google Home, en una misma casa

Seguramente que no habrás comprado de golpe esos cuatro Google Home que tienes distribuidos por toda la casa: uno en el salón, otro en la cocina y los dos últimos en los cuartos de los chavales. Pero poco a poco, a medida que los vas instalando, te das cuenta de que has formado una completa red de asistentes virtuales que, a la fuerza, deben ofrecernos alguna funcionalidad conjunta.

Y efectivamente es así, ya que los Google Home nos permiten usar un comando concreto para dar a conocer a la familia cualquier cosa: que ya hemos llegado a casa, que ya está lista la cena o que llaman a alguien por teléfono (fijo).

Lo primero que debemos hacer es comprobar que nuestra red de Google Home está bien configurada. Y eso significa que todos los dispositivos están bien conectados al mismo entorno. En este caso, le hemos llamado casa.

Usa tus Google Home como un sistema de megafonía familiar

Como podéis ver por la captura de pantalla superior, los dispositivos se pueden agrupar por habitaciones e identificarlos con el icono que los representa. Ahí podéis ver un Google Home en la cocina y varios Google Home mini distribuidos por otros lugares de la casa.

Pues bien, una vez visto que todo está OK, toca probar que funciona sin problemas. Os acercáis al Google Home más cercano, pronunciáis las palabras mágicas de "OK, Google" y a continuación decís aquello de "anuncia que ya está la cena lista". También servirá decir "dile a todo el mundo que...". Si no hay ningún problema, vuestra voz retumbará por todas las estancias de la  casa y aquellos que deberían escuchar vuestro mensaje obrarán en consecuencia. Aunque eso ya será otra historia.