FILE - In this Sept. 25, 2015, file photo, a child holds an Apple iPhone 6S at an Apple store on Chicago's Magnificent Mile in Chicago. The World Health Organization Wednesday, April 24, 2019, issued its first-ever guidance for how much screen time children under 5 should get: not very much, and none at all for those under 1. (AP PhotoKiichiro Sato, File)
FILE - In this Sept. 25, 2015, file photo, a child holds an Apple iPhone 6S at an Apple store on Chicago's Magnificent Mile in Chicago. The World Health Organization Wednesday, April 24, 2019, issued its first-ever guidance for how much screen time children under 5 should get: not very much, and none at all for those under 1. (AP Photo/Kiichiro Sato, File) AP

Cómo compartir la contraseña del WiFi con iOS para no tener que escribir la clave

Con la función nativa de iOS, compartir el WiFi es fácil.

Las contraseñas WiFi suelen ser un engorro. Están repletas de caracteres alfanuméricos, y son larguísimas, generalmente. Todo por garantizar la seguridad de nuestra conexión. El problema llega a la hora de que venga a nuestra casa un familiar o amigo que necesite conectarse a internet. Toca buscar la clave, que la escriba correctamente y distinga entre la letra o y un cero... un soberano caos del que podemos deshacernos de forma inmediata gracias a la posibilidad de compartir la clave de forma automática.

Comparte tu clave WiFi con facilidad

Los dispositivos iOS, tanto iPhone como iPad, tienen la posibilidad de compartir, de forma nativa, la clave del WiFi en apenas unos segundos y sin necesidad de tener que buscar la clave en el router y comprobarla exhaustivamente, en un proceso que todos odiamos. Eso sí, hay que tener en cuenta que la opción Compartir contraseña solo funciona con dispositivos Apple que tengan iOS 11 o posterior y macOS High Sierra o posterior.

Además de eso, hay que tener en cuenta que ambos dispositivos, tanto el que comparte como el que recibe la contraseña, deben tener activado tanto el WiFi como el Bluetooth. Lo ideal es que estén lo más cercanos posibles los aparatos para que no haya ningún problema de conexión, aunque no necesariamente tienen que estar pegados. También hay que desconectar la opción Compartir Internet para poder efectuar la conexión. Por último, ambas personas también deben tener la ID de Apple en la app Contactos.

Tras esto, los pasos resultan bastente sencillos. El usuario que comparte la contraseña debe tener su terminal desbloqueado y, lógicamente, conectado a la red WiFi. Tras esto, desde el terminal que se quiera conectar, tendrá que buscar la red correspondiente. Solo quedará aceptar en la ventana emergente para que nuestro invitado, amigo o familiar reciba de forma automática la contraseña. Y desde ese momento, su teléfono, tablet o PC rellenará automáticamente el campo indicado para poder navegar por la red sin problemas.

De esta forma se facilita mucho la forma de compartir la contraseña WiFi de nuestro hogar con las personas que queramos y sin necesidad de saber dónde hemos dejado la clave apuntada o sin tener que buscar en el router. Es un proceso que puede repetirse las veces que sean necesarias y con las personas que queramos que tengan acceso a nuestra red.

Normas