Herminio Fernández: "Solo tendremos seguridad jurídica con una legislación que regule el mundo criptográfico"

"Si miramos a bitcoin como una plataforma, es donde vemos todo su potencial de futuro"

Herminio Fernández de Blas, CEO de Eurocoinpay.
Herminio Fernández de Blas, CEO de Eurocoinpay.

Herminio Fernández de Blas es fundador de Eurocoinpay, una plataforma que nació en León en 2017 con la vocación de inmiscuirse en el revolucionario mundo de blockchain y permitir a sus usuarios realizar pagos y cobros con la criptomoneda que elijan. El experto celebra que recientemente, los partidos políticos se hayan comprometido a impulsar un pacto de estado para el blockchain. Sin embargo, reclama una legislación cuanto antes para que las empresas de nuestro país puedan innovar y enfrentarse al futuro.

¿En qué consiste Eurocoinpay y por qué es disruptiva en el complejo mundo de las criptomedas?

Eurocoinpay es una plataforma de pago muy disruptiva que utiliza dinero digital con tecnología Blockchain (privado y público de IOTA) que proporciona unas transacciones muy seguras, rápidas y económicas. Los usuarios pueden seleccionar con su teléfono móvil la criptomoneda con la que desean hacer el pago, y este se realizará en un tiempo máximo de 5 segundos soportando comisiones del 0% para el usuario. En un comercio también selecciona con la moneda virtual con la que desea cobrar, pudiendo elegir el pago en criptomoneda, euro, dólar, etc. Además, estas transacciones y pagos se pueden realizar en cualquier parte del mundo con sólo tener un teléfono y conexión a internet. Más de dos mil millones de personas no tienen acceso a un banco y con nuestra aplicación pueden desarrollar actividad económica.

¿Cómo ves de “abierta” a España respecto a Europa para integrar esta nueva tecnología?

Los países pioneros ahora con la tecnología Blockchain son Francia, Malta, Letonia, Inglaterra, Suiza y Japón. Son países que están trabajando en la regulación de esta tecnología. España ha firmado hace unos días un pacto de Estado de todos los partidos políticos para apoyar la tecnología blockchain. Hay que formar ingenieros de programación, arquitectos de software, nuestras universidades se tienen que adaptar a las nuevas demandas del mercado laboral. Las empresas tecnológicas deberían tener dos años de carencia en pagos de impuestos cuando comienzan su actividad o como mínimo no pagar impuestos hasta que no tengan una facturación superior a 60.000 euros, esto lo hacen países de nuestro entorno para promover la innovación, como es el caso de Reino Unido. Necesitamos una legislación para que nuestras empresas tengan una seguridad jurídica y legal que ahora no tenemos.

Desde el punto de vista legal, ¿considera que la inseguridad jurídica actual está lastrando el potencial del Blockchain y las criptomonedas en España? ¿Estamos llegando tarde?

Sí, nuestra experiencia nos demuestra que a la hora de conseguir financiación de entidades bancarias e inversores al estar en un sector sin regular no ayuda a transmitir confianza en esta nueva economía, lastrando el crecimiento y la internacionalización de los proyectos, pensemos que estas empresas tecnológicas en un plazo de 20 años aportarán el 18% de los puestos de trabajo en el futuro. Tarde no es, pero sí es cierto, que los pioneros de la innovación nunca paran y el talento siempre está esperando oportunidades para aportar soluciones que las personas demandan. Nadie puede parar la innovación hay que aprender del pasado para crear el futuro.

¿Qué consecuencias puede tener crear una empresa como la suya cuando no hay regulación en la que ampararse?

Nosotros no estamos trabajando en algo ilegal, si es verdad que al no estar regulado, nuestro sector está en un vacío legal que nos coloca en algo alegal, no ilegal. Necesitamos seguridad jurídica y eso solo lo tendremos con una legislación que regule el mundo criptográfico. Es cierto que todas las innovaciones llegan casi siempre antes que las regulaciones, por ejemplo el automóvil llego en el siglo XVIII y no fue regulado hasta 1865. Así empezó también el ordenador en la década de los 70, a internet en los años 90. Como vemos la regulación de la tecnología va más lenta que la innovación.

¿Qué le diría a alguien que piensa que el Bitcoin es algo volátil y que es más una moda que una realidad que haya venido para quedarse?

Yo diría que bitcoin es volátil, pero su tendencia casi siempre es ascendente y esto es bueno y es malo. Todo depende de lo que se esté haciendo con bitcoin. Si compras bitcoin como un activo especulativo, cuando comenzó en 2009 esa persona estaría en un estado de euforia, ya que su precio era de 1 céntimo de dólar. Esto significa que si usted compró 100 euros de bitcoin en 2009 tendría 10.000 bitcoin, y, por lo tanto, hoy a su precio actual de 5600 dólares, tendría un patrimonio de 50 millones de euros. La volatilidad es buena, ya que te permite tener grandes beneficios en estas oportunidades de cambios de tendencias. Si lo vemos como dinero, la volatilidad es mala, nadie quiere usar una moneda que no sea estable. Sin embargo, si miramos a bitcoin como una plataforma, es donde vemos todo su potencial de futuro. Está creado con verdades matemáticas, unos y ceros, es algo mágico y no falla nunca. Si miramos al bitcoin cuando los coches circulen sin conductor y recarguen en estaciones eléctricas sin empleados, veremos cómo los pagos se realizaran de forma automática con moneda virtual. En el futuro todos los pagos se harán de máquina a máquina, el mundo será digital y las personas en el trabajo seremos sustituidas por máquinas que trabajan por nosotros, permitiéndonos disponer de ese tiempo que las personas necesitamos para educar y compartir con nuestros hijos y familia. Las personas tendrán más tiempo libre para ser felices y desarrollar tecnología mucho más limpia y amigable con el planeta y las personas. El bitcoin no es una moda, es una genialidad. Los gobiernos que sean capaces de visionar el mundo que viene y aportar conocimiento a sus ciudadanos estarán dando un paso importante en la calidad de vida de las personas.

¿El hecho de que haya un número limitado de bitcoins hace que se convierta en una forma de pago entre “élites” y que no termine de encajar?

No, bitcoin es para todo el mundo. Su inventor Sothosi Nakamoto pensó en todo. En estos momentos hay creados más de 18 millones de bitcoins y se terminarán de crear todos en 2140 con una cantidad de 21 millones. Ahora se crean 12,5 Bitcoin cada 10 minutos y cada cuatro años se van reduciendo a la mitad, pero bitcoin se puede fraccionar en 100.000.000 millonésimas de Satoshi que es su unidad más pequeña. Se piensa que si un bitcoin llegase a valer 1 millón de dólares, estos absorberían todo el dinero Fiat que hay en circulación.

¿Qué pueden aportar las criptomonedas a las empresas?

Hay dos ventajas muy importantes que las criptomonedas pueden aportar a las empresas. En primer lugar, como medio de pago les aporta seguridad, ya que puede implementar multifirmas en sus códigos. Esto supone casi la imposibilidad de que una o varias personas puedan desviar sus fondos de la empresa de forma fraudulenta. Sus pagos son instantáneos en cualquier parte del planeta aportándole una seguridad total, ya que una vez verificado el cobro, este ya no se puede devolver, se comporta como dinero en efectivo. Y además, aporta una gran transparencia en sus cobros, ya que sus transacciones quedan registradas en un libro inmutable que no se puede manipular.

En este punto, contar con un buen abogado que conozca el funcionamiento de esta tecnología es vital...

Nosotros empezamos en 2015, recorrimos los mejores despachos jurídicos de España que tuvieran conocimiento y formación en el este sector y la verdad que fue todo muy difícil. Un buen abogado se estudia las leyes y normas y aquí no existían, ahora es verdad que ya la CNMV nos envía informes, recomendaciones y pensamos que la regulación está muy cerca.

Si quieres conocer todas las novedades sobre blockchain, pincha aquí.

Fe de errores

uiere

Normas