La pantalla de este smartwatch flexible se dobla como una pulsera, llega a Europa en abril

La pantalla de este smartwatch flexible se dobla como una pulsera, llega a Europa en abril

Nubia presenta el primer smartwatch flexible, que además funciona como reloj

Sin duda las pantallas flexibles han sido una de las grandes novedades del MWC de Barcelona, junto a los smartphones con conectividad 5G. Nubia, una firma china que destaca por el excelente diseño de sus móviles y de su apartado fotográfico, ha presentado en Barcelona el primer reloj de pantalla flexible, y lo mejor de todo, ha anunciado su venta para dentro de un par de meses en Europa, por lo que no es un prototipo, sino un producto listo para llegar al mercado. Vamos a conocer las interesantes características de este Nubia Alpha presentado en Barcelona.

Una pantalla flexible que rodea a la muñeca

Tras conocer esta semana el nuevo Huawei Mate X y el Samsung Galaxy Fold, los dos primeros móviles de pantalla flexible, Nubia ha presentado un sorprendente smartwatch que cambia por completo nuestro concepto de este tipo de dispositivos. Uno de los aspectos más interesantes es que se puede utilizar como un móvil normal y corriente, gracias a la tecnología de la eSIM, que le permite ser completamente independiente. Lo más atractivo de este smartwatch es su pantalla, completamente flexible de tecnología OLED, al igual que hemos visto en los otros smartphones de este tipo. Esta pantalla tiene un tamaño bastante grande para ser un reloj, de más de cuatro pulgadas, y como decimos, puede doblarse completamente como si se tratara de una pulsera.

En el lateral de la parte que se adopta como frontal del reloj, cuenta con una cámara de fotos de 5 megapíxeles. Esta se puede activar a través de distintos atajos táctiles en la pantalla flexible, tocando una vez la pantalla para hacer una foto, y grabar vídeo cuando dejamos pulsada la pantalla prolongadamente. Su procesador es un Snapdragon para wearables de Qualcomm, y tiene 1GB de memoria RAM, mientras que el almacenamiento interno es de 8GB. De esta manera podemos guardar en el reloj hasta seis mil imágenes, o más de mil canciones.

La batería es de 500mAh, más del doble de la que suele tener un dispositivo de este tipo. Algo que permite disfrutar de este encendido durante casi dos días. Un aspecto importante es que este reloj flexible es resistente al agua y el polvo, por lo que se puede mojar perfectamente. La interfaz del reloj permite ejecutar todas las acciones mediante gestos. Ofrece un sensor del ritmo cardiaco, así como un monitor del sueño y contador de calorías. Lo mejor de todo es que no es un prototipo, sino que se pone a la venta en el mes de abril en Europa, en su versión bluetooth, sin conectividad eSIM, por 449 euros. La versión eSIM tendrá un precio de 549 euros, y llegara en el tercer trimestre de este año.

Normas