Cierre del World Law Congress

“El Derecho no puede hacerlo todo, pero sin él no puede hacerse nada”

La Asociación mundial de Juristas premia al Rey por su compromiso con el Estado de Derecho

Felipe VI durante su intervención en la clausura del World Law Congress
Felipe VI durante su intervención en la clausura del World Law Congress

Felipe VI ha sido galardonado con el más alto distintivo jurídico por la World Jurist Association (WJA) por su firme compromiso con el Estado de Derecho. El monarca, primer rey jurista, ha ensalzado ante el auditorio de un Teatro Real de Madrid repleto de profesionales del ámbito legal la importancia del Derecho en la calidad de la democracia: “El Derecho no puede hacerlo todo, pero sin el Derecho no puede hacerse nada, nada que sea legítimo, racional, seguro y justo”.

En su intervención en la clausura del World Law Congress, el Rey reconoció que nos encontramos en un momento en el que “debemos reafirmar nuestro firme compromiso con la democracia constitucional”, y que “Democracia y Derecho son realidades inseparables”. Y expresó que “sin democracia, el Derecho no sería legítimo, pero sin Derecho la democracia no sería real ni efectiva”. Por ello, defendió con rotundidad que “no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del Derecho”, ya que “sin respeto a las leyes no existe ni convivencia ni democracia, sino inseguridad y arbitrariedad”.

El jefe del Estado ha aprovechado su intervención para reafirmar su compromiso con la carta magna: “La Constitución ha sido, es y será la guía de todos mis actos. Y la independencia y neutralidad de la Corona mi permanente compromiso cívico con España, al servicio de la democracia y la libertad”.

Desde su creación en 1963, la Asociación Mundial de Juristas ha entregado su Premio Mundial de la Paz y la Libertad a personalidades como Winston Churchill, por su defensa de la democracia, a René Cassin, por su labor en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de ONU, y a Nelson Mandela, por su lucha por los Derechos Humanos en Sudáfrica.

El final de un evento que ha posicionado a Madrid como la capital mundial del Derecho ha atraído la presencia de numerosos políticos y empresarios. Entre ellos, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, quien ha recordado la buena relación que une a España y Portugal poniendo de relieve el camino conjunto que emprendieron en las últimas cuatro décadas “de cooperación que se tradujo en la entrada en Europa”.

Uno de los discursos más aplaudidos lo ha protagonizado el ex presidente del Gobierno, Felipe González. Tras un análisis por los tiempos de crisis de gobernanza en la que vivimos, ha defendido la labor del monarca y ha celebrado que la Constitución es “resistente y resiliente”, a la vez que criticaba los ataques “completamente injustificados” que se producen contra el Rey. “Nunca hemos disfrutado de una jefatura del Estado tan comprometida con el pluralismo, de diversidad y el respeto a las libertades individuales. Hay muchas razones para que hoy sea distinguido”, expresó.

No obstante, no ha dudado en mostrar su rechazo ante quienes "se sientan en lucha contra el Estado para destrozarlo”. Así, ha pedido lealtad a los representantes políticos en una Constitución que “reconoce la diversidad de sentimientos de pertenencia, que ha contribuido a una descentralización política que algunos confunden con centrifugación”.

Por su parte, Javier Cremades, quien a partir de ahora presidirá la World Jurist Association, ensalzó el compromiso que los juristas han adquirido de trabajar por la paz mundial y la dignidad humana a través del Derecho. Además, manifestó su deseo de que este Congreso dé impulso al reconocimiento del Derecho como garante de la prosperidad ya que, según sus palabras, “la única forma efectiva de afianzar la paz es con el imperio de la ley”.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid y también jurista, ha dicho que Madrid es una ciudad “extraordinariamente segura porque se respetan las normas y el Derecho”. Con esto, la alcaldesa ha asegurado que “el Derecho es esa especie de columna absolutamente vertebral de la democracia y la convivencia” y ha hecho un llamamiento a arraigarlo en la ciudadanía.

“El cumplimiento del derecho es algo imprescindible, el analizar cómo se cumple es absolutamente determinante”, explicó a la vez que invitaba a que las Cámaras donde se elabora la legislación creen organismos de seguimiento de la norma para conocer su impacto en la sociedad y lo ciudadanos.

Por último, Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid también se ha sumado al lema de Congreso Mundial de Derecho y ha asegurado que “el derecho nos convierte en mejores, la ley nos vuelve más fuertes, y la justicia nos hace mucho más libres”.

Normas