Algunos iPad Pro se venden doblados, pero para Apple no es un problema

Algunos iPad Pro se venden doblados, pero para Apple no es un problema

Los de Cupertino ven normal que algunos iPad Pro se vendan con una curvatura en su cuerpo

No es la primera vez que Apple se ve amenazada por acusaciones de que sus dispositivos se doblan con facilidad, algo que ya ocurrió hace años con sus iPhone y que ahora vuelve a planear sobre los iPad Pro. En esta ocasión lo peor de todo no es que se trate de un doblado accidental por alguna acción del usuario, sino que los iPad Pro están llegando doblados de la propia fábrica, algo que como podéis imaginar no tiene sentido alguno. Aunque el colmo es que para Apple no existe problema alguno en ello, vamos a verlo.

iPad Pro doblados ¿por qué?

Muchos usuarios están viendo que al sacar si iPad Pro de la caja se encuentran con una tableta ligeramente curvada, lo suficiente como para que se pueda apreciar a la perfección en la imagen que adjuntamos. Ya sabemos que el iPad Pro es un dispositivo muy frágil, de hecho las pruebas de resistencia han demostrado que se dobla con suma facilidad, por lo que no nos extraña que si lo llevas en una mochila o con otros objetos, la presión pueda hacer que se doble. Pero lo que no es de recibo es que la tableta ya venga doblada directamente de la fábrica.

iPad doblado
Aquí se puede apreciar la curvatura del iPad Pro

Pues bien, a esto Apple dice que es completamente normal que sea así, que el iPad Pro llegue con una pequeña curvatura. Dicen que es algo normal debido al proceso de enfriamiento de la estructura del iPad Pro cuando sale de fábrica. Es evidente que aunque diga esto Apple, no es para nada normal que nos vendan un iPad Pro “torcido” directamente de fábrica. Algunos usuarios que han decidido devolver el iPad Pro y cambiarlo por otro se han dado cuenta de que las unidades que les ofrecen nuevas también vienen con esta curvatura, por lo que es algo bastante extendido en este modelo.

Cuando uno se compra una tableta que puede llegar a costar más de 2.000 euros lo menos que espera es que esta sea completamente recta, y que no se quede coja cuando la dejemos sobre una mesa. Si te encuentras en esta situación y no han pasado 30 días desde la fecha de compra, puedes solicitar el cambio o devolución de la unidad. De momento Apple, por la curiosa explicación que le ha dado a este problema, parece que no se hará cargo de las tabletas si vienen con ese “defecto” que para ellos no lo es.

Normas