RSC

No todo es hacer negocio: los despachos se apuntan a las iniciativas solidarias

La cultura de la RSC ha calado especialmente en el sector legal

Una de las actuaciones del Rock & Law 2018 celebrado el pasado 5 de julio en el Autocine Madrid RACE.
Una de las actuaciones del Rock & Law 2018 celebrado el pasado 5 de julio en el Autocine Madrid RACE. Fotobranding

En los últimos años, la cultura de la responsabilidad social corporativa ha calado especialmente en el sector legal, promoviendo que los despachos, además de prestar asistencia jurídica, decidan aportar una parte de sus beneficios a iniciativas sociales.

De estas acciones no solo se aprovecha la sociedad sino que, al contar con este tipo de programas, la firma promueve un espíritu de compromiso y pertenencia, además de atraer a potenciales clientes. No obstante, existe una actitud generalizada de pudor a la hora de dar visibilidad a estos proyectos, para evitar proyectar una imagen lucrativa de estas iniciativas, realmente enfocadas a un fin solidario.

Reyes Magos

Una de las iniciativas centradas en la época navideña es la que impulsa el despacho Ceca Magán en colaboración con la Fundación Madrina. Esta última está centrada en acoger especialmente a mujeres embarazadas o con hijos de hasta 18 meses que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Concretamente, la iniciativa se basa en la recogida tanto de juguetes para niños como artículos de primera necesidad para bebés (pañales, biberones, leche en polvo, etc.) que aportan tanto el propio equipo del despacho como clientes y colaboradores. La fundación se encarga de recogerlos y facilitárselos a las familias el día 6 de enero.

Derecho a reos

Por su parte, el despacho Uría Menéndez prefiere hacer uso de sus conocimientos jurídicos para vehicular sus proyectos sociales. A través del programa Aula Jurídica Profesor Uría, los abogados del despacho acuden a centros penitenciarios para prestar formación jurídica general a los internos. Las sesiones se imparten mensualmente en los centros penitenciarios madrileños de Soto del Real y de Aranjuez, y se forma a los internos en cuestiones relativas al derecho laboral, mercantil y civil, entre otros.

Enseñar la Constitución

En la misma línea se encuentra el Programa de formación en valores constitucionales. Este proyecto, en el que participa el despacho Garrigues, tiene como objetivo enseñar la normativa constitucional a inmigrantes de los centros de integración y participación de inmigrantes de la Comunidad de Madrid (CEPI) de cara a la prueba para conseguir la nacionalidad española.

Este proyecto fue reconocido en los premios a la innovación que otorga el periódico Financial Times por el trabajo en equipo de varias firmas de abogados en un proyecto de acción social.

Migración forzosa

En una línea similar se encuentra el despacho Gómez Acebo & Pombo. En colaboración con abogados expertos en protección internacional y varias entidades sociales, publicaron el pasado junio una Guía práctica de asistencia jurídica en centros de internamiento de extranjeros.

Se trata de una herramienta de actuación para los abogados y entidades sociales que prestan orientación y asesoramiento jurídico a migrantes forzosos, facilitando una atención más eficaz e indivdualizada. Además, el documento también denuncia situaciones a las que se ven enfrentadas las personas que pertenecen a este colectivo, como lecturas de derechos y toma de declaraciones colectivas, que impiden una asistencia jurídica individualizada y dificultan la detección de situaciones de vulnerabilidad.

Empresa ‘coach’

No es la primera iniciativa que cuenta con la participación de varios despachos. La firma Auren, por su parte, forma parte del Proyecto Coach, promovida por la Fundación Éxit. Esta pone en contacto a empresas y estudiantes de entre 15 y 17 años cuyo ambiente es propenso al fracaso escolar o el abandono de los estudios.

Durante aproximadamente dos meses, y tras una formación previa ­impartida por la fundación, los voluntarios de la empresa muestran al estudiante cómo funcionan los ­diferentes departamentos del centro. De esta manera, se busca motivar al estudiante a continuar la formación.

Ping pong solidario

En otra línea, la oficina de Cuatrecasas de Barcelona se inclinó por la recaudación de fondos para respaldar causas benéficas. Así, el pasado 22 de mayo organizaron un torneo solidario de ping pong para la campaña Ningún niño sin colonias.

Esta campaña, organizada conjuntamente con la Fundación Pere Tarrés, se dedica a becar colonias y actividades de verano a niños en riesgo de exclusión social, principalmente en Cataluña. Concretamente, lo recaudado en el torneo se destinó a material deportivo e higiénico para el proyecto.

Laboratorio legal

La educación es uno de los propósitos más recurrentes en las acciones solidarias. Así, el bufete Pérez-Llorca participa en las llamadas clínicas jurídicas o laboratorios legales, por los que colabora con alumnos de los primeros años del IE Law School para prestar asistencia jurídica a entidades sin ánimo de lucro.

Durante alrededor de tres meses, los abogados del despacho orientan y supervisan a los alumnos en el caso, dándoles independencia para que ellos preparen la documentación sobre el caso.

Música para integrar

Por otro lado, Deloitte Legal opta por colaborar con ONG para desarrollar sus iniciativas. Por ello, junto con Ayuda en Acción, han puesto en marcha un convenio de colaboración institucional para apoyar el proyecto El Ensayadero.

Se trata de una actividad extraescolar basada en enseñar nociones musicales básicas a los alumnos, así como enseñarles a tocar un instrumento. Además, se organizan aulas sobre cultura musical y la industria, explicando las posibles salidas laborales.

Rock por una buena causa

Rock & Law. Este festival es el principal proyecto solidario en el que participan conjuntamente los despachos. La edición de este año, celebrada en Madrid, contó con la asistencia de casi 1.300 personas.

Bandas. En el concierto participaron ocho bandas, entre ellas Mind the Ga&P (Gómez Acebo & Pombo), Punto G (Garrigues), Rocking Houses (Cuatrecasas), The Loitte Band (Deloitte Legal), y Tipos de Interés (Uría Menéndez) e Imperio de la Ley (Abogados del Estado).

Fin solidario. La recaudación de este año se destinó a la Asociación Debra-Piel de Mariposa, que busca mejorar la calidad de vida de los que sufren esta rara enfermedad. Los fondos batieron un récord al superar los 60.000 euros, un 40% más que la edición anterior.

Normas