Nuevo Buggy Scooter de SPC, para moverse por la ciudad de manera ágil y limpia

Nuevo Buggy Scooter de SPC, para moverse por la ciudad de manera ágil y limpia

Ofrece gran velocidad, agilidad y autonomía para movernos con soltura por las calles

El scooter eléctrico va a ser sin duda el regalo de estas navidades, aunque estemos pendiente de su regulación en las calles españolas. Aquellos que quieran desplazarse al trabajo o por ocio a lo largo y ancho de la ciudad, van a tener sin duda la posibilidad de hacerlo a lo grande con el nuevo scooter eléctrico de SPC, el Buggy Scooter. Este cuenta con unas características de gama alta a un precio bastante asequible. Vamos a conocer todos sus datos y detalles técnicos, como su equipamiento y precio.

Un scooter eléctrico conectado

Es uno de los aspectos que diferencian a este patinete de la competencia, la posibilidad de conectarnos con el móvil mediante conectividad bluetooth 4.0. Gracias a esto y a través de una app específica, podemos conocer datos básicos del scooter, como la distancia recorrida, velocidad, el estado de la batería o la posibilidad de bloquear su uso, por lo que es un servicio muy completo. Es un scooter potente, que cuenta con un motor de 250W, pudiendo alcanzar los 28km/h. Cuenta con luces LED frontal y trasera de freno, mientras que estos son de disco. El chasis de aluminio es además resistente al agua con certificación IP55. El peso de este scooter es de solo 11,8 kilos.

SPC Scooter
Este scooter de SPC se puede plegar y conectar al móvil mediante bluetooth

Mientras que los neumáticos son de 8,5 pulgadas, de bastante tamaño para este tipo de vehículos, y cuentan con sistema anti pinchazos. El peso que puede soportar este scooter es de 120 kilos. La batería, uno de los elementos clave de todo monopatín como este, es de LG, de litio con 7,8 Ah, ofreciendo una autonomía de hasta 30km. Autonomía que obtenemos tras cargar la batería entre unas cinco o seis horas. En el panel de control del scooter se puede consultar la batería restante.

Este scooter además ofrece dos modos de conducción, el estándar de uso normal, o el de ahorro de energía, que nos permite utilizar el patinete durante más tiempo gracias a una mayor autonomía. También tiene pata de cabra, por lo que se puede aparcar sin necesidad de dejarlo “tirado” en la acera o en la oficina. Por último el precio, que es muy ajustado, siendo de 379 euros. Sin duda se trata de un scooter con excelentes prestaciones, que nos puede llevar de manera ágil y rápida por toda la ciudad, con mucha tecnología y un toque de buen diseño, todo a un precio muy ajustado.

Normas