Samsung QLED 8K

Los televisores QLED 8K de Samsung ya están a la venta en España

Llega a nuestro país partiendo de los 4,990 euros

Poco a poco los televisores 4K están entrando en los hogares españoles. Y lo hacen por dos razones, por el descenso de los precios de este tipo de televisores, que podemos encontrar ya por un coste bastante asequible en algunos casos, y en segundo lugar por el aumento de los contenidos 4K disponibles, gracias a la llegada de esta resolución a Netflix, Amazon Prime Video o Movistar, que ha estrenado hace poco su nuevo decodificador 4K. Ahora bien, ninguno de estos aspectos se cumple con la llegada de los televisores QLED 8K de Samsung, que ya están a la venta en España, a pesar de que el 4K sigue siendo minoritario en los hogares españoles.

Cuatro veces más resolución que una TV normal

Un televisor 8K multiplica por cuatro la resolución con la que contamos en una pantalla Full HD de 1080 píxeles. En el caso de la resolución 8K, contamos con 7680 x 4320 píxeles en la pantalla, por lo que los contenidos deben tener una calidad extraordinaria para sacarle todo el partido a esta resolución. De momento, ante la falta de contenidos 8K, estos televisores cuentan con la tecnología 8K AI Upscaling, que gracias a la inteligencia artificial pueden escalar un contenido nativo de menor resolución para mostrarlo en resolución 8K en los televisores.

QLED 8k
Los nuevos QLED 8K de Samsung se integran perfectamente en nuestro hogar

Ahora son tres modelos los que han llegado a España, siendo compatibles con las tecnologías HLG y HDR10+. El procesador de estos nuevos televisores es el Quantum Processor 8K, que es capaz de ajustar todos los parámetros del televisor para mostrar siempre la mejor experiencia visual y de sonido a los usuarios. Estos nuevos modelos 8K de Samsung que llegan a España lo hacen con todas las características y tecnologías de las que presumen sus compañeros de gama 4K, como por ejemplo One Remote, compatibilidad con Smart Things o Ambient Mode, que fusiona el televisor con la pared de nuestro hogar para integrarse en su diseño.

Como os podéis imaginar, los precios a los que llegan los tres nuevos televisores a España son muy elevado. Partiendo del modelo de 65 pulgadas, que tiene un coste de 4.999 euros. Mientras que si queremos el televisor de 75 pulgadas el precio se eleva hasta los 6.999 euros. Por último, si nuestra casa y el bolsillo lo permiten, hay un modelo de 85 pulgadas con un precio de 14.999 euros.

Normas